El grupo norteamericano se presenta el sábado en Niceto. Hablamos con Daniel Tracy sobre su álbum nuevo New Bermuda y sobre cómo las expectativas a veces no se traducen en realidades concretas.

Deafheaven, el grupo norteamericano integrado por el vocalista George Clarke, los guitarristas Kerry McCoy y Shiv Mehra, el bajista Steven Clark y el baterista Daniel Tracy, redefinió completamente una de las ramas más ambient del black metal: fusionaron el blast beat y los aullidos con las texturas atmosféricas y guitarras al estilo post rock y shoegaze. Para ellos el límite del género no se aplica, y Tracy nos explicó por qué.

Ustedes no se definen como black metal. ¿Cómo definirías ese género y por qué no se consideran parte de él?

DT: El black metal me lleva a Noruega a principios de los 90. Es el círculo negro: Mayhem, Darkthrone, Emperor. Creo que su objetivo principal era contrarrestar la influencia cristiana en Noruega y llevar el país a sus raíces paganas. Hay una naturaleza y un ethos del paganismo que es importante para la escena entera, pero nosotros no lo compartimos. Somos un grupo de California, crecimos en un ambiente completamente distinto.

Para muchos, ustedes representan ese sonido. ¿Hasta qué punto consideran que un artista se debe a su público?

DT: No diría que tenemos una fórmula a la que adherimos, porque es difícil definir nuestro sonido. En cuanto a debernos a nuestro público, no lo hacemos en absoluto. Lo hacemos para nosotros, para mantenernos interesados. El hecho de entretener y de hacer que la gente disfrute es un beneficio extra. Es importante para nosotros ser honestos con nosotros mismos, en lugar de tener influencias de afuera.

En una entrevista, George Clarke dijo que New Bermuda es sobre “un supuesto paraíso, pero en el cual terminás siendo absorbido por las realidades de la vida”. ¿Como se originó esa temática?

DT: Tres quintos de nuestra banda se mudaron de San Francisco a Los Ángeles, hace un par de años. Y eso puede haber tenido que ver con la temática lírica de George. La situación fue la siguiente: mudarse a un lugar en el que tenías puestas todas tus expectativas, pero de pronto, caiste en la realidad y te diste cuenta que las cosas nunca van a ser realmente como las planificaste.

El disco se compuso antes de las elecciones, pero lo que dice Clarke parece hacer alusión a lo que está pasando en Estados Unidos durante la campaña presidencial: muchos piensan en EE.UU. como un supuesto paraíso que ya no es.

DT: La verdad es que todo está hecho un circo. Es un desastre.

Ya tienen tres discos de estudio. ¿Qué posibilidades hay de un álbum en vivo?

DT: No hemos hablado del tema todavía. Probablemente pase más adelante. 

Están por venir a la Argentina, tocan el sábado. ¿Qué expectativas tienen?

DT: Estoy muy ansioso. Tengo muchas ganas de llegar a Buenos Aires. Tengo un par de amigos allá, así que eso también me entusiasma. 

Los argentinos tenemos una reputación como público…

DT: [Risas] Sí, eso es cierto. Y no puedo esperar a verla con mis propios ojos.