El artista se conectó con nosotros vía Zoom para hablar de su último lanzamiento, proyectos para este 2021 y su proceso creativo hoy en día

Después de formar parte de algunas de las competencias de freestyle más importantes a nivel nacional e internacional como El Quinto Escalón o FMS bajo el A.K.A de Dani, el rapero vivió una etapa de transformación en la que se vio en búsqueda de un nuevo sonido. “Fue muy difícil para mí la época entre las últimas competencias y las primeras canciones. No sabía para donde tirar o qué buscar”, afirma.

Sin embargo, esa búsqueda llegaría a su fin con el lanzamiento de “A Mi Lado”, ya como Dani Ribba y con un estilo propio. Luego de esa presentación, el joven cantante comenzó su ciclo junto a Sony Music Entertainment, con el que ya lanzó “Solo Una Vez” y “Otra Noche” – ambos ya disponibles a través de sus plataformas digitales -.

¿Sos tan serio como se te pudo ver en los últimos videoclips?

Tengo mis momentos. Con mi círculo soy bastante relajado y divertido pero me cuesta abrirme al exterior. Siempre fui bastante reservado y en este último tiempo estuve intentando no serlo tanto. Es una transformación que me costó mucho tiempo pero me ayuda con todo, tanto para mí como para el exterior.  

¿Lo que cantas en “Otra Noche” es algo que te haya pasado?

Es algo que realmente me pasó. De hecho, cada lanzamiento que saco es algo que sucede en el momento. Si no me siento tan identificado no lo puedo hacer. Tengo letras que escribí hace mucho tiempo pero que al no sentirme de esa forma ahora no puedo rapearlas y expresarlas. 

¿Decidiste hacer la canción más corta por algo en particular?

Fue corto porque la idea era experimental. No era algo que venía haciendo tanto y quería mostrar una faceta que la gente no conocía. Es un tema que te da ganas de volver a escucharlo porque al ser más corto deja una manija de seguirlo.

¿Cómo es tu relación con el mundo de la actuación?

He filmado una película hace dos años que todavía no salió pero creo que le falta poco. Nunca había tenido una experiencia de actuación previa pero es algo que siempre quise hacer. Amagué varias veces a entrar a la escuela de actuación pero todavía lo tengo pendiente. Creo que es parte del freestyle también, cuando la gente te ve en el escenario me parece que te da una experiencia muy buena para otras disciplinas.   

El equipo también es sumamente importante. Grabo todos los videoclips con el mismo director y ya lo considero amigo, es otra confianza así que uno se siente mucho más cómodo.      

¿Cuál fue el que más disfrutaste grabar?

La verdad que todos, pero te diría que me quedo con el de “A Mi Lado”. La razón es que participaron amigos míos, no llevamos extras ni actores. Ahí me sentí súper cómodo filmando porque las situaciones eran reales, fue muy bueno. 

El de “Solo Una Vez” también fue increíble porque viajamos a Mendoza, tuvo una historia enorme y fue un gran desafío, que es algo que aprecio mucho, un buen desafío. 


¿Cómo viviste el cambio de trabajar de forma independiente a tener un equipo como el de Sony? 

Es un cambio bastante grande y en poco tiempo. No había tiempo de preparación previo y siento que es un escalón mucho más arriba de lo que independientemente venía haciendo. La verdad que es muy loco pero trato de naturalizarlo y seguir creciendo a la par. 

¿Qué diferencia notas entre el Dani del Quinto Escalón o FMS al Daniel Ribba de hoy en día?

Es otra cosa completamente, fue un salto al profesionalismo gigante. El freestyle, si bien se profesionalizó bastante, no deja de ser improvisado y reacción del momento. Cuando ya se pasa a la música se trata de crear un concepto y una imagen como artista. 

Me costó bastante la época de paso entre las competencias y la música, es algo totalmente distinto. Tener que encontrarte… Miles de estilos distintos y no saber cuál es el tuyo… La transición fue realmente difícil. Creo que lo trabajé bastante bien y me pude tomar tiempo para pensar y hacer las cosas bien para no arrepentirme años más tarde.

¿Recuerdas cuál fue ese momento en el que encontraste tu sonido?

Creo que sí, fue el momento en el que me dejé de preocupar por eso. Hubo un momento en el que estaba tratando de encontrarlo e iba al estudio a buscarlo diciendo “¿para dónde voy a encarar? ¿Qué es lo primero qué tengo que hacer?” 

En el momento que dejé de hacer eso, que fue justamente con el lanzamiento de “A Mi Lado”, que recuerdo que surgió en una sesión de estudio sin pensarlo, ahí dije “este es mi estilo”. No tenía que forzar nada ni buscar nada, tenía que ser yo.

¿Te gustaría incursionar en el mundo de la moda u otra industria?

Siempre trato de ser lo más simple posible con la ropa y la imagen. Al final es lo que más me gusta, que la gente sienta lo genuino de la música y lo que hay detrás de ello sin que se vea influenciado por la ropa o por otras cosas. 

¿Qué objetivos, metas o sueños tienes para este año?

Estoy trabajando en mi primer álbum, en el que estoy tratando de meter distintas variedades de estilo para que la gente sepa lo que puedo hacer. Estoy dispuesto a demostrar otras facetas que quizás no expreso tanto y el público no conoce. Todavía no tengo el nombre pero el concepto y la base ya está así que quizás para fin de año podamos presentarlo.

Quiero sacar ese disco y presentarlo en vivo tocando, que sé que hay mucha gente esperando los shows y cantar juntos.