Cultura Profética llega al Movistar Arena con su tour “25 años - Sobrevolando” el próximo 27 de octubre.

A 25 años de camino recorrido, Willy Rodríguez, Eliut González, Omar Silva y Juanqui Sulsona están «muy felices de seguir viviendo un sueño después de tanto tiempo». Para el grupo, el vivo es vital, su «inyección de vida». Cultura Profética lleva un cuarto de siglo creciendo junto a su público, con el que consideran que tienen un vínculo inquebrantable: «Con nuestro público nos entendemos, sentimos que estamos en una constante retroalimentación e influenciándonos».

Desde “Canción de Alerta” (1998) hasta su álbum más reciente, “Sobrevolando” (2019) -ganador del Grammy Latino a “Mejor Álbum Alternativo” y nominado a los Grammy como “Mejor Álbum de Rock Latino o Alternativo” en el 2020- la banda que demostró su fuerza paso por paso celebrará cada uno de ellos en el Arena de Villa Crespo el próximo 27 de octubre. Entradas para Cultura Profética y su tour “25 años – Sobrevolando” acá.

«Nos tardamos casi 10 años en llegar a Argentina, pero cuando llegamos y conocimos la intensidad del publico, nuestra carrera cambió. También nuestra forma de hacer música», recuerda Willy Rodriguez, bajista y voz principal.

Por Josefina Armendariz

¿Dónde están ahora? ¿Van a empezar con su seguidilla de shows?

Willy: en unos días vamos a empezar la gira por Europa, la primera gira después de 26 años. Hemos estado por aquí, tanto en Madrid como en Barcelona, pero esta es la primera vez que podemos hacer una gira por Europa, es algo soñado. Empezamos con la gira el 6 en Barcelona, de ahí vamos a Londres, luego a Lisboa, Madrid, Paris, Dublín, Ámsterdam, Frankfurt y de ahí ya nos vamos para casa, descansamos unos días y nos vamos para Argentina. Estamos muy felices de seguir viviendo un sueño después de tanto tiempo.

¡Qué lindo que digan que están viviendo un sueño con tantos años de carrera!, ¿sienten que eso se va renovando?

Juanqui: creo que sí, definitivamente. Sentimos que esto es un trampolín para seguir trabajando porque la gente sigue viniendo a los shows y esa es nuestra inyección de vida. Estamos muy emocionados por hacer mucha música.

Ustedes están hace muchos años y su público ha crecido con ustedes de la mano, ¿se sorprenden de esto?

Willy: sí, hay muchos con los que tenemos las mismas vivencias por la edad, pero también tenemos la dicha de tocar para mucho público joven, eso es algo que no le pasa a todo el mundo y por eso lo tomamos en cuenta y lo trabajamos. Es bonito saber que hay una parte del público que creció junto a nosotros porque les hemos tocado alguna fibra y hemos influenciado algún aspecto de su forma de pensar y hoy, que algunos de ellos son padres de familia, pueden identificarse con canciones como «Despertador Solar», que trata sobre mi experiencia de mis primeros días siendo padre. Esto nos hace ver cómo han evolucionado y madurado las canciones. Con nuestro público nos entendemos, sentimos que estamos en una constante retroalimentación e influenciándonos.

¿Siguen descubriendo cosas nuevas en canciones viejas?

Eliut: siempre, especialmente cuando otra persona nos hace un análisis de la canción, su propia historia. Justamente ayer estuvimos haciendo una entrevista para una radio y el DJ hizo una selección de temas súper rebuscados de la discografía y me sentía redescubriendo esas canciones antiguas porque elegía cual poner según lo que estábamos hablando y para poder mostrar lo que es Cultura Profética, fue algo bien lindo. Una vez que publicas una canción deja de ser tuya, se convierte en parte de la historia de cada persona, eso es lo más lindo de la música y es un honor saber que para muchas personas somos referentes y hemos ayudado en decisiones de su vida.

Willy: a mí me pasa con mi esposa, que es bastante más joven que yo y me dice: ‘’Ustedes deberían hacer una canción con tambores de Puerto Rico’’ y yo le digo: ‘’Eso lo hicimos cuando tu tenías 5 años’’, así que busco la canción y al escucharla le encuentro otra mirada, otra perspectiva que cuando la hicimos… rebuscar en el pasado es muy importante para seguir proponiendo en el futuro.

¿Podrían decirme un momento de Cultura Profética en estos 25 años que los haya marcado?

Willy: juro que no es porque estemos a punto de ir ni porque estemos hablando con ustedes, pero cuando llegamos a Argentina. Porque llegar a su país fue algo que nos tomó mucho tiempo. Fuimos los primeros en llevar a Los Cafres a tocar fuera del país en 1999, pero jamás pensamos que ellos podrían llevarnos a Argentina, lo hicimos porque en verdad queríamos que la gente de Puerto Rico conociera su música. Nos tardamos casi 10 años en llegar a Argentina, pero cuando llegamos y conocimos la intensidad del publico, nuestra carrera cambió, también nuestra forma de hacer música y nuestra puesta en escena.

Eliut: a su vez, sentimos que nos consolidamos como una verdadera banda latinoamericana porque llegamos al cono sur, fue algo muy importante. También quería resaltar el momento en que tocamos en el Festival Viña del Mar en 2015 y ganamos la Gaviota de plata y de oro, fue como una graduación para nosotros. Fue algo bien lindo porque había muchísima gente viéndonos, 15.000 en el Festival, pero muchísimos más en streaming.

Juanqui: recuerdo con mucho cariño el Estadio Obras, porque yo he sido siempre bien fanático de Los Fabulosos Cadillacs y recuerdo que tenía un DVD de Hola y Chau, es de uno de los últimos shows y tocaban allí, fue algo bien bonito estar en el mismo espacio en el que estuvieron ellos.

¿Qué significa para ustedes regresar a Argentina en el Movistar Arena?

Willy: la idea de tocar en el Movistar Arena se dio para poder seguir creciendo en calidad, obviamente tuvimos un poco de dudas por el público, no queremos que alguno se quede sin ir porque tocamos en un lugar al que no acostumbramos, por lo que estuvimos preguntando e investigando mucho, pero decidimos seguir con esta idea porque sentimos que el proyecto ha seguido evolucionando estéticamente en todos los lugares a los que fuimos y en Argentina también debía suceder. Esperamos que todo salga muy bonito porque tenemos muchas ansias de volver, nuestra conexión con Argentina es muy especial y la extrañamos muchísimo, al punto de la desesperación.

Estamos locos por hacer una gira por toda Argentina, queremos ir a Rosario, Mar del Plata, Córdoba, Salta y todos esos lugares que nos gustan tanto porque siempre nos llevamos una parte de Argentina con nosotros.