El locutor de ‘Los 40’ y conductor de ‘Dale Like’ y ‘Los 15 Mejores’ habla acerca del vínculo entre los medios tradicionales y las redes, la inmortalidad de la radio y los desafíos de adaptarse a las nuevas reglas.

Cristian Vanadia es el nexo generacional entre la tradición de la radio y la disrupción de las redes. Con tan solo 24 años, Vanadia es la voz millennial actual que conduce ‘El Regreso’ en Los 40, de 18 a 21 horas de lunes a viernes. Lo que caracteriza a este joven es su versatilidad y multimedialidad. Si bien comenzó en la radio Los 40, hoy en día conduce ‘Los 15 Mejores’ en Quiero, así como también los fines de semana conecta a la televisión con las redes sociales de 18 a 20 horas en Canal 9, en el programa ‘Dale Like’. “Con este programa estoy experimentando algo que no estaba en mi zona de confort”, admite.

¿A qué viene semejante versatilidad a la hora de trabajar en distintos medios? “Si te vas a quedar en la estructura de ser el locutor convencional, no evolucionás”. Es que, su diferencial no solamente es su calidez y frescura con el público, sino también su capacidad de conectar lo tradicional con lo no tan convencional.

¿Cómo llegaste a trabajar en Los 40?

-Yo soy locutor, terminé la carrera en 2015, aunque hago radio desde los 15 años, en Montegrande. Yo tenía en la cabeza que quería trabajar en Los 40. Tuve un programa con amigos los viernes a la noche, donde todos los fines de semana teníamos un artista diferente, agarrábamos a todo el público y éramos trending topic. Todo esto mientras estaba terminando el secundario. Ahí fue cuando el productor general me dijo que tenía que estudiar locución. Yo ya hacía radio online desde mi casa y siempre escuchaba Los 40, mientras que mi papá siempre escuchaba Aspen. Y tengo los clásicos desde pibito, hasta que empecé a hurgar un poco y encontré Los 40, que me encantó. Pero sabía que para trabajar ahí tenía que ser locutor, así que ni lo dudé y apenas terminé de estudiar, fui a la radio y me presenté con un demo en un sobre y mi cv. No me llamaron. Así que volví y estaba la misma mujer de seguridad en recepción. Nos pusimos a hablar, pegué buena onda y me pasó el número de teléfono de mi jefe actual, Juano Sirvén y me dijo que lo llame aquel lunes. Lo llamé y me dijo que le pase todo por mail. Ahí murió todo, y a los 3 meses me llamó para que vaya a un casting, en el que quedé para ser locutor suplente. Estuve medio año haciendo suplencias, medio año haciendo fines de semana y ya llevo dos años con ‘El Regreso’.

¿Cómo ves la radio hoy en día?

-La realidad es que la radio no tiene la misma repercusión e impacto en la gente que antes. Me hubiese encantado hacer radio en los 80 o en los 90, hasta en el 2000. El tema acá es que hay un montón de opciones. Creo que la radio no va a morir porque se la viene bancando desde que salió la televisión y se sigue reinventando. Como ocurre con la televisión, que no se mira tanto pero va a seguir y va a buscar el formato para que se consuma en vivo y en directo. Hay que darle lugar a las redes sociales porque hoy en día todo pasa por ahí. Yo creo que la radio está muy metida en los autos y en los comercios.

Está este fenómeno de la globalización del idioma español donde muchos artistas anglo cantan con hispanohablantes. ¿Sentís que la música mainstream es criticada?

-Hay un poco de rechazo por parte de la gente grande con la música urbana, pero creo que ya se venció esa barrera. En Quiero lo vemos porque es música en nuestro idioma y el público ama esas canciones. Y las radios que están midiendo mejor son aquellas que pasan música latina.

¿Te interesa incursionar en la política?

-Si estoy preparado para hacer periodismo político y se me da la oportunidad, lo hago. Me gustaría seguir estudiando para nutrirme más en eso. Una de las claves es decir que sí y estar preparado para lo que viene. Yo me veía haciendo radio y trabajando en Los 40, y de repente la televisión me cayó de casualidad, sin buscarla.