El hitmaker ofreció el primer show soldout de la #HomeRunTour qué llegará a Buenos Aires el 2 de noviembre.

10. Catalogado por todos los consultados como “10 puntos” o “Un diez”, y a fuerza de hits, el rapero de 21 años comenzó la gira que lo posiciona como uno de los artistas más importantes de la región. Sucedió donde más le gusta, en su ciudad natal, en el Orfeo Superdomo, ante nueve mil personas. “La rompieron loco, el aplauso es para ustedes”, dijo sobre el final. “Soy muy malo para hablar y los saben. Enterarme que está lleno el Orfeo acá en Córdoba y que tienen ganas de verme… a mí me parte el corazón. Ustedes son de mi provincia y me bancan“, agradeció con orgullo.

“Si tengo que decir algo emotivo es que siempre sigan sus sueños. Los límites se los pone cada uno. Y oídos sordos a los que dicen cosas malas. Qué Dios los bendiga a todos ustedes”.

Fue un show para toda la familia que se repetirá hoy, para luego pasar por Neuquén y Chile donde ya es soldout. El 2 de noviembre se presentará en el Hipódromo de Palermo donde lo esperan 20 mil personas para la presentación oficial de su primer álbum multiplatino “HomeRun”.

La gira, ya vendida en España entre otros países, llevará al argentino a lo más alto de la escena musical. “Ed y Dave son dos grandes personas“, dijo sencillamente sobre sus compañeros en “Nothing On You”. El featuring con los británicos y su relación con Steve Aoki hacen que no sea imposible encontrarlo en el futuro en colaboraciones con artistas de la talla de Justin Bieber o Eminem. Sus números en YouTube o Spotify son abrumadores. En poco tiempo Paulo logró construir un repertorio tan repentino como contundente y es una de las caras de la música latina de exportación.

Con el ex NBA Fabrizio Oberto y un guitarrista local llamado Facu como únicos invitados y la simpleza como bandera, el concierto se fue sucediendo entre la complicidad de su DJ y amigo Alan Tejeda y la interacción con el público. “Te amo, haces magia. Tengo un hijo de dos años que canta todos tus temas”, le disparó Jenifer, una fan espontánea que jugó a los tiros al aro de basket, un clásico en el escenario del interprete de “Adán y Eva”.

El evento de Buenos Aires estará producido por Buena, mismo equipo del DJ Hernán Cattáneo. Paulo está jugando en las grandes ligas y nada mejor que comenzar por casa. “Gracias a todos por venir, me dejaron sin palabras”, repitió al borde de la emoción.

Analizar las razones del furor por su enigmática figura no es fácil. Posiblemente su mensaje, la manera de manejar el éxito, el nuevo paradigma de “rockstar” y la ausencia de oscuridad contribuyan para entender al artista crossover de esta era. O cómo se oyó anoche decir en varias oportunidades, al “Messi de la música”.