Instagram lanzó @music, el portal de contenido vertical dedicado a resaltar artistas y sus actividades. “En los últimos cuatro años, nos convertimos en el hogar de artistas grandes y pequeños. Somos un lugar donde la gente del espectro musical viene a compartir historias, demostrar su creatividad y conectar directamente con los fans”, escribió en el blog de la empresa el fundador y CEO de Instagram, Kevin Systrom.

La música ha sido siempre una pasión para los 300 millones de usuarios activos en Instagram: más del 25 % de las cuentas importantes de la aplicación son de músicos. Con 30.9 millones, Beyoncé tiene la cuenta con mayor cantidad de seguidores, y es seguida de cerca por Ariana Grande (30.1 millones), Taylor Swift (28.3 millones), Justin Bieber (26 millones), Miley Cyrus (18.3 millones) y Rihanna y Katy Perry (con 17.7 millones cada una).

Pero también es un lugar donde los artistas emergentes han trabajado y conseguido su propio nicho. En las próximas semanas, @music tendrá 11 series y seis posts por semana de martes a domingo abarcando el mundo de la música, con Questlove entre los primeros en ser destacado. Adicionalmente, Systrom agregó que “[@music] significa reconocer a fotógrafos de música, artistas de álbumes, fabricantes de instrumentos, y por supuesto, a los fans. Siguiendo con la tradición de Instagram, también promoveremos la participación de la comunidad con un nuevo Monthly Hashtag Project dedicado a la música”.

El contenido será supervisado por Jonathan Hull, gerente de sociedades/música para Facebook e Instagram, y por Alex Suskind, el editor musical de Instagram. Como el 70% de la actividad de Instagram proviene de usuarios internacionales, @music estará igualmente enfocado en promover el talento internacional, incluyendo al cantante J-pop Tricot, al trío alt-R&B británico @UntilTheRibbonBreaks y al grupo coreano de punk @NoBrain. “Uno de nuestros objetivos con esto es pensar cómo podemos facilitar el descubrimiento de un artista”, dice Hull. “Sabemos que estos artistas están creando páginas acompañantes para sus shows en vivo, como una extensión de su creatividad, así que, ¿cómo nos aseguramos que la gente esté viendo eso?”

Eso incluirá expandir el contenido blogger de Instagram, que en los últimos meses tuvo al colorido feed de @Madonna y a los obsesivos musicales de Estocolmo, los @wikingens. “Nos consideramos cazadores de tesoros, rastreamos la plataforma por joyas perdidas y contaremos la historia detrás de esas gemas”, dice Suskind.

Respecto de si @music ayudará a Instagram a empezar a monetizar su tremenda cantidad de actividad entre los artistas, no está claro todavía. Aunque la plataforma introdujo publicidades en 2014, la falta de datos para agrupar cuentas por categoría hace que sea difícil para las marcas comprar publicidades para canales específicos de la misma manera que pueden hacerlo en YouTube o Twitter. 

“A diferencia de Facebook, no hay un campo de datos estructurados para que la gente identifique como músicos”, explica Hull. “Recién lanzamos una verificación de cuentas al principio del año, así que estamos empezando a conocer a los verificados y a desarrollar una lista mucho mas robusta de cuentas verificadas de música. No tenemos el número todavía, pero podemos ver qué tan importante es la música cuando vemos las cuentas mas importantes, aún cuando su nombre es @champagnepapi”.

Adaptado y traducido por Roger Garrett.