De forma autobiográfica con su EP 'Antibioticx', la joven cantante retrata los sentimientos de una generación interpelada por likes y filtros.

El R&B y el soul son géneros aún fértiles en estas coordenadas y con un gran potencial de crecimiento, por eso no es casualidad que la apertura y su mixtura provenga de artistas femeninas. Clara Cavallero, más conocida como Clara Cava, es una de las músicas emergentes que está llevando ese estandarte.

Clara Cava comenzó su carrera como solista en 2015. Durante esos primeros años le dioforma a su propuesta, generó un repertorio de canciones y consolidó una banda que la condujo a lanzar en septiembre de 2018 su primer material formal, “Antibioticx”, un EP que funciona como una carta de presentación justa.

Su sonido es relajado y moderno. En sus canciones hay una notoria influencia de artistas negras de neo soul y R&B moderno como Lauryn Hill, Sade, Erykah Badu y Dolores O’ Riordan (The Cranberries). Sobre una base de beats electrónicos, pinceladas de jazz y cierto brío de smooth pop, Clara canta con un flow que oscila entre el hip-hop y el trap, coqueteando por momentos con la música urbana de corte más contemporáneo.

En sus letras, se planta con cuerpo, corazón y alma y canta sobre las relaciones amorosas y su mundo interior con una honestidad cautivadora. A contramano de la actitud soberbia de los raperos modernos, Clara no tiene miedo de mostrar su vulnerabilidades y sacar fortaleza de ellas. “¿Cuándo es que nace el aprendizaje / para que mi cuerpo se relaje / mi mente se encaje? / Si una y otra vez caigo en el mismo agujero / Ya te digo que yo sé que el golpe no es algo canchero”, rapea con actitud en “Amor amor”, canción apertura del EP. “Quiero madurar, crecer / De una puta vez / Pero qué esfuerzo es construir / Y qué fácil caer”, lanza relajada en “Lleva la cuenta”.

Las canciones de “Antibioticx”, sumado al single “No es de color”, hicieron ruido y llegaron a manos del reconocido productor y DJ Juan Hansen con quien está trabajando en su nuevo single. También se asoció con Cítrico, el artista visual conocido por su trabajo con Emmanuel Horvilleur e Illya Kuryaki and the Valderramas para su próximo video. Tras un show a sala llena en Lucille, durante lo que resta del año se estará presentando con la banda que la acompaña (integrada por Lean Quinteros en batería, Andrés Pittavino en guitarra, Toto LLambías en bajo y Mateo Dodd en teclados) y también en formato reducido.