Con 15 años de trayectoria, el trío mexicano continúa cosechando hits y colaborando con artistas del género urbano, sin perder la esencia en la que fundó sus cimientos. Recientemente editaron, ‘Ahora’, un álbum que en conversación con Jesús Alberto Navarro Rosas: “Más que una transición, es una etapa”. El 31 de agosto se presentarán en el estadio Luna Park.

En una era impregnada de colaboraciones entre distintos géneros y de crossovers mundiales, Reik ha sabido añadir su impronta sin descuidar sus raíces. Durante mucho tiempo fue la banda pop de baladas que nació en 2003 con “Yo quisiera” y “Noviembre sin tí” como sus temas emblema. Quince años más tarde el sonido orgánico prevalece, con un agregado más: el de los ritmos urbanos, género en el que incursionó el trío mexicano y lo colocó en el centro de las sinergias entre artistas latinos, sin siquiera tener que cambiar de idioma para llegar a los mercados internacionales. “Me encanta pensar que ya no se necesita grabar en inglés para ser un artista global y eso es lo que vamos a tratar de hacer nosotros, incluso siendo gente de frontera que habla inglés de la misma manera en la que habla español, hay un orgullo de latino”, dice su líder Jesús.

Reik logró trascender los tiempos, adaptarse a las demandas actuales y posicionarse como una banda versátil, flexible y casi atemporal. Quizás, fue su base popera que le otorgó cierta maleabilidad para unir voces con los artistas urbanos actuales, fortaleciendo su esencia. Recientemente, “Un año”, junto a Sebastián Yatra, alcanzó el puesto N°4 del Billboard Argentina Hot 100 y el N°12 del Billboard Hot Latin Songs. 

“Estamos contentos porque estamos viviendo una etapa súper linda de nuestra carrera, experimentando muchas cosas y brincando de género en género. Nos topamos con la sorpresa de que, a lo largo de estos últimos 15 años, hemos construido algo de status y mucha gente nos ha sorprendido con su disposición para colaborar. Hemos podido hacer más en los últimos 2 o 3 años de lo que creo que habíamos hecho en el resto de nuestras carreras”, cuenta la voz principal de la banda.

¿Qué significa el álbum Ahora en la carrera de Reik? 

– Este disco es una recopilación de lo que hemos vivido en el último año y obviamente lo que sigue para el resto de este y del que sigue. Estamos aprendiendo a navegar el nuevo clima en la industria de la música donde la cosa es estar sacando música constantemente, sencillo por sencillo. También viendo cómo no descuidar nuestro público que todavía compra discos, de darle buen contenido con lo tradicional. Este disco también marcará la pauta de la gira que viene para Reik.

En las colaboraciones aparecen como Reik y no como Jesús ¿Cómo fue esta decisión? ¿Qué creés que le aporta cada integrante del grupo a la hora de trabajar con otros artistas?

– La mayoría de las canciones que hemos hecho dicen ‘featuring Reik’, porque en casi todas hemos estado sumamente involucrados los tres, además de que estamos en el track tocando de alguna u otra manera. Siempre encontramos la manera de incluir algo de guitarras y algo de sonido orgánico porque también somos parte del proceso de la creación de la canción y de la producción, por eso en los tracks que estamos involucrados todos, estamos como Reik. Pero también hay casos como la canción que hice con DVICIO, que la hice solo y habrá más ocasiones donde así lo haga entonces. Cuando estamos como equipo, es porque hicimos el track como equipo.

Estamos viviendo un momento bien cool donde somos punta de lanza, donde los artistas anglo nos están buscando a nosotros para trabajar.

Jesús Alberto Navarro Rosas.

¿Cómo fue la transición de su género al urbano que están haciendo actualmente?

– Más que una transición, es una etapa. El discurso de Reik como banda es que hacemos nuestra versión de lo que está sucediendo en la música mundial y así lo hicimos desde que iniciamos. Cuando empezamos, no nos distinguíamos porque no éramos un grupo que sonaba tan latino sino que sonaba muy anglo porque veníamos de escuchar música diferente a lo que estaba sucediendo en Latinoamérica en ese momento. Hemos ido creciendo y nos fuimos desarrollando; hemos ido experimentando y por primera vez, por lo menos en mi vida, es un género latino el que es la punta de la lanza en el mundo. Entonces, nosotros estamos haciendo nuestras versiones de lo que entendemos como la música urbana y ya encontramos un sonido y un lugar dentro de este mundo, pero se trata más de adaptarnos, divertirnos y de crecer. El impacto que tiene la música urbana en el mundo no se puede comparar con el impacto que tiene una balada pop en español. Creo que tenemos que aprovechar que aquí somos nosotros los que traemos el sonido en la mano y los que lo podemos hacer, porque creo que históricamente los artistas latinos hacen versiones de cosas que suceden en los Estados Unidos, con menor producción y menos dinero. Y creo que ahora estamos viviendo un momento bien cool donde somos punta de lanza, donde los artistas anglo nos están buscando a nosotros para trabajar, lo cual es una posición increíble y todo esto es únicamente por la música urbana.

¿Por qué creen que la música en español se ha globalizado? ¿Qué rol se adjudican en esta exportación de música como embajadores del género?

– Creo que tiene varias explicaciones. La más obvia e inmediata me parece que es el streaming, ahora la gente escucha lo que quiere y no lo que le ponemos, entonces eso le quita muchísima política a la música. Antes, si nosotros queríamos llegar, por ejemplo, a Corea, teníamos que convencer a Sony o a algún inversionista a jugársela por nosotros y hacerlo. Ahora tenemos una herramienta donde podemos ver en tiempo real cuánta gente nos está escuchando, desde cuántos países y en qué lugares, y no hay nadie que nos pueda decir lo contrario porque los números fríos están ahí. Entonces nos permite a todos los artistas ser más ambiciosos a nivel mundial. También, para nosotros, ser casi los únicos mexicanos que estamos en esta ola de artistas que están funcionando y que están siendo escuchados en todo el planeta es súper emocionante y por supuesto que nos llena de orgullo. También creo que por muchos años la música latina estuvo liderada por mexicanos. México era el centro y era de donde salía la música en general de lo que se escuchaba en el resto del mundo de habla hispana, con la excepción de España, que es un poco un mundo en sí mismo. Pero creo que en México, en el tema de la industria del espectáculo, había mucho vicio y monopolio y era muy difícil convertirse como mexicano o latino en un artista de talla mundial. Como prueba está que fueron los colombianos los que rompieron este techo de vidrio. Yo lo explicaría así. Y respecto a nuestro rol, la verdad no podría decir que me siento responsable en forma alguna de lo que está sucediendo. Más bien, nosotros nos subimos a la ola y estamos disfrutando del momento y de la exposición que nos está permitiendo tener.

Hemos podido hacer más en los últimos 2 o 3 años de lo que creo que habíamos hecho en el resto de nuestras carreras

Jesús Alberto Navarro Rosas.

¿Cómo fue la experiencia de participar en “Mi última canción” con Lali? ¿Qué les representa ella y cómo la ven como artista argentina que trasciende fronteras?

– Una de las cosas más divertidas ahora de la etapa en la que estamos viviendo es que justo estamos teniendo la oportunidad de colaborar con tanta gente y particularmente es muy chistoso porque nosotros no nos sentimos necesariamente viejos (estamos en nuestros treinta y pocos los tres) pero al final, somos los veteranos de la industria. Llevamos quince años trabajando. Entonces es lindo toparse con esta gente que tiene, sí por supuesto mucho talento, pero además tiene una inocencia y un hambre muy diferente al que se tiene ya entrados en tantos años como lo estamos nosotros. Y Lali fue un ejemplo de esto. Es una niña súper divina, talentosa, con muchas ganas de comerse el mundo y que está haciendo cosas súper lindas. Entonces, cuando hicimos la canción y la escuchó Lali, nos pidió grabarla primero ella sola y después nos tiró la idea de hacerla juntos, que por supuesto dijimos que sí. Hay gente joven y nueva haciendo cosas que nosotros no estamos haciendo. Son oportunidades que creemos que hay que tomar. 

Gentileza Reik.

¿Cómo describirías a Julio y a Bibi?

– A nivel sonido yo creo que está muy fácil porque oyes los discos de Reik y sabes cuál es su rol en las canciones. A nivel interno y del funcionamiento del grupo, te diría que Julio es el encargado del repertorio y el autor más prolífico de los tres. Diría que, por cada canción que escribimos Bibi y yo, Julio escribe veinte y está siempre buscando y siempre está dispuesto. Para mí, pasarme 12 horas en un estudio me puede sonar a la peor pesadilla del universo y Julio lo hace todo el tiempo, feliz y agradecido de la oportunidad. Además, siempre ha sido así; por su personalidad es más intenso, entonces está obsesionado con saber quién es el nuevo, quién es el chavito que acaba de aparecer que tiene 17 años. Él siempre sabe. Entonces, si yo le mando alguna cosa que descubrí, él dice “ah sí sí, ya lo estoy viendo. Ya hablé con él”. Siempre está buscando algo nuevo y Bibi es la cabeza fría del grupo. Julio y yo somos muy calientes, nos enojamos mucho, queremos todo inmediatamente y empujamos muy fuerte. Entonces a Bibi le toca jugar de repente el rol del pacifista y ayudarnos a organizarnos un poquito antes de apresurarnos. Y también, todo el aspecto técnico y el tema del show de los fierros y los tubos, él lo entiende; entonces es el encargado de todas esas cosas que involucran armar un nuevo show. Todo lo creativo y visual lo hago yo, pero Bibi es muy bueno para lo técnico y para los números. 

Antes un artista tenía la opción de hacer música interesante o música exitosa. Internet nos ha dado la posibilidad de hacer ambos.

Jesús Alberto Navarro Rosas.

¿Qué fue lo que más ha cambiado en la industria en estos 15 años? ¿Y lo que menos cambió?

– Creo que el cambio más importante fue el streaming, las redes sociales e internet. Que la gente ahora esté pagando por la música de nuevo y que uno como artista pueda estar en contacto directo con los fans, eso permitió que se destruyeran los monopolios en México que tenían un poco ahorcado el tema creativo de la música mexicana. Uno como artista tenía la opción de hacer música interesante o música exitosa. E internet nos ha dado la posibilidad de hacer ambos, como siempre fue una posibilidad para los norteamericanos o para los europeos. Ahora podemos hacer música que nos emociona. No es que la de antes no nos emocionara, sino que era muy limitado y siempre llenábamos nuestros discos de la mitad de canciones que sabíamos que jamás iban a llegar a más oídos de los que se vendían a nuestros discos porque había muy poco espacio para hacer cosas interesantes. Eso es lo más importante que ha pasado. El tema de cómo consume la gente música y cómo se la hacemos llegar. Creo que lo que sigue igual es la experiencia del show en vivo porque no han encontrado un sustituto como tal para un concierto, para ir a sentarte en medio de tanta gente y sentir la energía de tantas personas, sentirse parte de ese momento y de esa cosa tan especial que pasa cuando está un artista en el escenario. Creo que es algo que difícilmente podamos reemplazar pero la tecnología está tan impresionante que yo nunca diría nunca. Pero eso es lo que más se siente similar; que siguen habiendo shows, la gente sigue interesada en venir a verlos y en vivir esta experiencia. 

Línea de tiempo

1986

El 9 de julio nace el vocalista Jesús Alberto Navarro Rosas en la ciudad de Mexicali.

1999

Julio Ramírez Eguía comienza a tocar la guitarra a sus 12 años.

2003

Jesús y Julio graban sus primeros demos “Yo quisiera” y “Noviembre sin ti” con el productor Abelardo Vázquez Ramos.

2004

Se une a la banda el guitarrista Gilberto “Bibi” Marín Espinoza para convertirse definitivamente en trío.

2005

Lanzan su primer álbum homónimo después de firmar con Sony Music y se convierten en Disco de Oro en México.

2006

Graban Sesión Metropolitana el  primero de sus dos álbumes en vivo en el Teatro Metropolitan de la Ciudad de México y lanzan su segundo álbum de estudio llamado Secuencia.

2008

Publican además su tercer álbum Un día más producido por el argentino Cachorro López.

Ganan su primer Grammy Latino en la categoría “Mejor Álbum Vocal Pop Dúo o Grupo”. 

2009

Ganan el premio MTV como “Mejor Álbum Grupo o Dúo Pop”

2011

Lanzan Peligro su cuarto álbum donde coquetean con elementos electrónicos.

2015

Ganan las gaviotas de plata y oro en el Festival de Viña del Mar de Chile interpretando canciones como “Creo En Ti” y “Qué Vida La Mía”.

2016

Ignacio “Kiko” Cibrian produce su quinto álbum Des/Amor que contiene el hit “Ya me enteré” junto a Nicky Jam.

2018

Junto a la banda de K-Pop Super Junior colaboran en “One More Time”

2019

Maluma, Ozuna, Wisin & Yandel, Zion & Lennox, Tommy Torres y Manuel Turizo participan en su último disco Ahora con el cual ganan el premio Billboard Latin Music Awards en la categoría “Canción Latin Pop del Año” por el single “Me niego”.

El 31 de agosto se presentarán en el estadio Luna Park. Las entradas están a la venta por sistema Ticketportal.