“Cada vez que escucho o toco la canción, me imagino a Leo con su camisa hawaiana en una autopista, saltando en el asiento de atrás del auto con sus amigos”, dijo.

En la edición más reciente de la serie de Billboard “How It Went Down”, Halsey cuenta cómo compuso la canción Bad at Love, y explica que estaba en el medio de la superación de un corte amoroso, con helado y galletitas de chocolate. Y entonces, se le ocurrió el concepto.

Grabado en Los Ángeles con su productor Ricky Reed, la cantante de Now Or Never le dijo a Reed en repetidas ocasiones que ella quería que la canción “sonara como Leonardo DiCaprio con una camisa hawaiana en un convertible amarillo yendo por la autopista con todos sus amigos, como en Miami Vice”.

Su segundo álbum conceptual, Hopeless Fountain Kingdom, inspirado en la película Romeo & Julieta de Baz Luhrmann, es un disco de ruptura, que mezcla himnos de synth-pop, R&B y alternativos. Es apropiado decir que Bad At Love es una continuación de esta historia de desamor. Identificada con el rol de DiCaprio en su drama romántica de 1996, Halsey reflexiona sobre las relaciones fracasadas. Desde un chico en Michigan hasta un affaire secreto con una mujer londinense, Halsey admite que sus relaciones tienen algo en común: son un desastre.

 “Repasé en mi cabeza cada una de mis relaciones y pensé en qué hice para cagarla”, admite la cantante de 22 años.

Si bien Halsey señala en Bad at Love que siempre comete los “mismos errores”, dijo que se daría cuenta cuando una canción “es perfecta, siempre y cuando le recordara a DiCaprio en una camisa hawaiana”.