A pocas horas del regreso más esperado, repasamos algunos momentos históricos de Sus Majestades arriba del escenario.

Adiós, Brian
El 10 de junio de 1969, Brian Jones dejaba de ser miembro de los Rolling Stones. La banda encontró rápidamente a su reemplazante, Mick Taylor, y lo presentó en el multitudinario festival de Hyde Park, en Londres, el 5 de julio de ese año. Sin embargo, el estreno del guitarrista fue opacado por la repentina muerte Brian Jones, que dos días antes se había ahogado en la pileta de su casa. Jagger leyó una dedicación y, al terminar, cientos de mariposas blancas volaron mientras los Stones arrancaron a tocar un cover de Johnny Winter: I’m Yours & I’m Hers.

El infierno Stone
Seguramente, el momento más tenso de los Rolling Stones en un concierto fue éste de diciembre de 1969 en el Norte de California, en un festival gratuito que también tuvo a otras bandas como Santana, Jefferson Airplane y Crosby, Stills & Nash. La proximidad inusual entre el escenario y el público fue el motivo por el cual los Hell’s Angels, el temido club de motoqueros, fueron contratados para dar seguridad. Los Stones tocaron, el público se enajenó, los patovicas reaccionaron desmedidamente y, así, un chico 18 años terminó siendo asesinado por la puñalada de un motoquero. Todo quedó registrado en el documental Gimme Shelter (1970).

Sus Majestades Bluseras
El 22 de noviembre de 1981, los Stones andaban de paso por Chicago, la oportunidad ideal para visitar el club de Buddy Guy, la meca del blues donde esa noche tocaba nada menos que Muddy Waters. No pasó mucho tiempo hasta que Sus Majestades fueron invitados por su ídolo a compartir escenario, y ellos no lo dudaron. Juntos interpretaron Baby Please Don’t Go con Richards luciendo un solo de guitarra de los que sólo él sabe hacer.


Espada Fender

Apenas un mes después del episodio con Muddy Waters, los Stones tocaban en Virginia como parte de la gira de promoción de Tattoo You. Justo cuando caía una lluvia de globos –que nos hace acordar a las campañas políticas del PRO– un fanático irrumpió en el escenario sin conocer los dotes de Keith Richards para la defensa personal con Fender Telecaster. Los ansiosos pueden ver el imperdible momento desde el minuto 1:06. Los demás, pueden disfrutar entero el video de Satisfaction, con Mick Jagger en su auge performático.

La primera venida
Después de tocar como solista en noviembre de 1992 en Vélez, Keith Richards quedó impactado, y convencido de que tenía que volver con los Rolling Stones. Tres años después logró su cometido trayendo a sus compañeros a tocar cinco fechas en River Plate. La primera presentación de Sus Majestades Satánicas en la Argentina marcó un antes y un después en el historial de conciertos locales.