Como CEO de Spotify, Daniel Ek tiene apoyo y críticas por igual. Y su detractora principal es nada menos que Taylor Swift. ¿Pero qué sabe realmente la gente sobre Ek? El emprendedor sueco habló con Billboard sobre la primeras bandas que descargó en Napster; el día que Neil Young lo llevó de paseo y, por supuesto, qué piensa de Taylor Swift. Cinco cosas para saber de Daniel EK:

Era un pirata musical de chico

“Teníamos computadoras e Internet”, recuerda Ek de sus 14 años. “Y después me enteré de que podía descargar toda la música gratis por Napster”. Ek dice que pasó mucho tiempo buscando canciones de Metallica e incluso que escuchó su primera canción de Led Zeppelin, Kashmir, a través de esa plataforma.

Hizo sus millones antes de Spotify

Después de vender su compañía de marketing online, Advertigo, Ek se convirtió en multimillonario con solo 22 años. “Era el chico que desparramaba champagne, manejaba autos deportivos y hacía todo tipo de cosas odiosas”, admite, aclarando que ahora su vida –que incluye dos hijos con su pareja, Sofia Levander, escritora y estrella de TV sueca– es muy diferente. 

Esto piensa de Taylor Swift

“Es difícil criticar a alguien exitoso”, admite Ek. Pero eso no va a impedir que lo intente. Ek opina que es “irónico” que ella no sea tan popular en Suecia considerando que “todos sus productores son suecos”, refiriéndose a Max Martin y a Shellback.

Neil Young fue su chofer una vez

Cuando Ek aterrizó en San Francisco en 2012, recibió un mensaje de que un auto lo estaba esperando para llevarlo a un encuentro con la leyenda del rock. “Salí, vi un auto blanco y estaba a punto de subirme… cuando vi que Neil Young estaba manejando. Me sorprendió”. Después de hablar sobre el movimiento Occupy Wall Street (una concentración de protesta contra el poder de las grandes empresas y las evasiones fiscales) y de las frustraciones de Young por la calidad de audio de la música en streaming, Ek dijo: “Se me puso la piel de gallina”.

No le preocupa la intención de Apple de entrar en la industria del streaming

Que un gigante de los negocios internacionales como Apple se prepare para entrar en el juego del streaming no le hace transpirar a Spotify. “Probablemente lo de Apple sea exitoso, pero no tiene por qué ser a expensas de Spotify”, dice Ek.