El líder de La Zimbabwe, una de las bandas pioneras del género, detalla la actualidad de la escena en el país y anticipa sus proyectos.

La Zimbabwe ingresó en los rankings nacionales en 1988 con su primer disco homónimo, y su clásico hit “Natty Dread”. Con el lanzamiento de Cuestión de Honor (1995), se popularizó: “Traición a la mexicana” sonaba en las radios de toda Latinoamérica y el video-clip del tema “Loco de atar” fue seleccionado por la MTV dentro de los 100 mejores de su historia.
La historia reciente cuenta que en 2017 lanzaron Cultivemos la paz, su séptimo disco de estudio; la banda celebra así más de 30 años de trabajo.

Hoy el reggae está instaladísimo en Argentina en buena parte gracias a ustedes…

Sí, ahora el reggae es un género sí mismo, con peso propio, con un perfil muy definido en Argentina. Con festivales propios ya estamos dentro del circuito internacional no sólo con Buenos Aires sino también Córdoba, Rosario, Mendoza. Los artistas locales son increíbles y de gran trascendencia internacional, como Dred Mar I, Los Cafres, Los Pericos, Nonpalidece, Dancing Mood… una lista de artistas increíbles que hace mucho que están haciendo camino en el reggae. Bueno, a nosotros nos tocó un poquito allá a mediados de los 80 tirar las primeras semillitas y lo bueno es que germinaron, que florecieron.

¿Lo que se viene es a nivel álbum o como simple? Porque pienso en Cultivemos la paz como última obra oficial.

Sí, ese fue nuestro último trabajo de estudio. Vamos a seguir difundiendo ese disco, pero muy probablemente hagamos otro vídeo, un corte más. Tuvimos un corte con vídeo que se llama “Nada me gusta más” donde participa DJ Nelson, era un gusto que nos queríamos dar y lo hicimos. Ahora estamos preparándonos para sacar otro video, porque tenemos uno en vivo, del show en el Roxy cuando se cumplieron los 30 años del primer disco. Fue de un tema del 89´, “Caminando en el fuego”, cuyo disco no tuvo videos. Estonces la mejor manera de homenajearlo era hacer algo y justamente en vivo y la verdad que quedó muy lindo, estábamos muy emocionados. Mirando hacia delante te puedo anticipar que estamos haciendo una búsqueda de grabaciones que quedaron en el baúl, que quedaron ahí medio atesoradas, algo así como las grabaciones encontradas de Calamaro. Muy probablemente en los próximos meses vayamos sacando a la luz cosas que quedaron sin editar del año 97-98.

Más allá de lo malo, la cuarentena nos dio la posibilidad de abrir esos baúles, de reordenar la obra…

Y sí. Toda la gente que trabaja alrededor de una banda que es mucha están paralizados, nosotros como músicos también de alguna manera estamos paralizados en cuanto a los shows en vivo, pero podemos seguir haciendo cosas de casa. Ahora con los nuevos protocolos vamos a poder salir, ir al estudio o a la sala de ensayo y tocar desde ahí.

¿Cuando arranca esto?

Mirá, no lo sé. Por lo menos está aprobado el protocolo porque sé que la Asociación de Managers lo presentó. Calculo que ahora en agosto que ya se va a empezar a abrir un poco más, ojalá. Nosotros tenemos planeado un show en streaming live en el momento que podamos ver en qué hueco. Vamos a ir hasta Afro Estudios en Lanús y vamos a hacer un lindo show.