Leandro Fresco, amigo y músico de la banda de Gustavo Cerati, adelanta cómo será el homenaje que se realizará el 21 de junio en el Planetario.

Faltan pocas horas para el homenaje a Gustavo Cerati que sus músicos y amigos van a celebrar en el Planetario, el 21 de junio a las 19 horas, en el marco de la octava edición del Ciudad Emergente. En este esperado concierto se va a repasar la carrera solista de Cerati, de la mano de parte de banda que lo acompañó en sus últimas giras: Richard Coleman, Leandro Fresco, Fernando Nalé, Gonzalo Córdoba y Martín Carrizo

Ya están confirmadas las presencias de Benito Cerati, Fernando Ruiz Diaz (Catupecu Machu), Walas (Massacre), Leo García, Miranda! y Banda de Turistas. Y se rumorea que también participarían Adrián Dargelos, Illya Kuryaki and the Valderramas y Ricardo Mollo. Cada invitado cantará dos canciones. La lista de temas se enfocará en las canciones que Cerati tocó en su última gira, la de Fuerza Natural.  

Bajo la dirección de Coleman, los músicos de Cerati estuvieron ensayando las últimas semanas en el estudio El Pie. En medio de los ensayos, Leandro Fresco, amigo y músico que acompañó a Cerati en sus giras solistas y en la vuelta de Soda Stereo de 2007, dialogó con Billboard Argentina.  

¿Qué nos podrías adelantar del show?

– Vamos a despedir a Gustavo tocando la música que él quería, del modo que a él le gustaba, siguiendo sus indicaciones. Participan del homenaje los artistas que en algún momento colaboraron con él o que Gustavo admiraba. Hasta la misma parte técnica está involucrada, para que todo suene tal cual a él le hubiera gustado. Queremos que su música y su figuran se luzcan. Y sus fans puedan por un rato volver disfrutar. 

¿Dudaste en algún momento en participar?

– Siempre dije que sí porque Richard está involucrado en el proyecto y porque la idea fue que tocara la banda de Cerati. Me resulta muy difícil tocar la música de Gustavo fuera de esa contención. Hay bandas tributos que me invitan y cortésmente declino la invitación, porque no me dan ganas de tocar esos temas con otra banda que no sea la de él, porque me moviliza, hace muy poco tiempo que ocurrió su muerte. 

¿Cómo fue el primer momento en que empezaron a ensayar sin él?

– Fue triste. Estábamos todos, las mismas caras y la sensación era que en cualquier momento iba a entrar Gustavo a la sala. Por eso creo que el show homenaje es una forma de exorcizar ese dolor y cerrar una etapa maravillosa en nuestras vidas. Porque la última vez que tocamos juntos fue en Venezuela y abruptamente todo se cortó. Nunca más volvimos a tocar. 

¿Nunca se pensó en invitar a Charly Alberti y a Zeta Bosio?

– Lo que pasa es que con Soda se agiganta todo. Y ellos están planeando algo al respecto [días después se conocería el proyecto con el Cirque du Soleil]. Era demasiado complejo juntar los dos homenajes en un solo show.  

¿Cómo recordás a Cerati como profesional?

– Era un animal, tenía una energía increíble. Era el primero en llegar a los ensayos. No tenía esa actitud de: “que mi banda practique sola y yo después me sumo a los últimos días de ensayos”. Estaba siempre. Yo lo miraba y le preguntaba a su sonidista de toda la vida, Adrián Taverna: ¿siempre tuvo tanta energía? ¡Cómo habrá sido cuando tenía 20 años! Y Adrián me respondía que siempre fue igual, ni más ni menos profesional que en su etapa adulta. Con la misma intensidad. 

¿Y como amigo?

– Lo extraño un montón. Compartíamos muchas cosas: giras, salidas, proyectos paralelos. Siempre había algo para hacer con Gustavo. Y de repente todo eso se terminó. No se apagó gradualmente. Fue muy abrupto el final. También rescato su parte humana. Venía a mi casa y hablaba con mis amigos, que no tienen nada que ver con la música y que quizás no escuchaban sus canciones. Y él disfrutaba ser uno más y que no lo estuvieran choluleando. Era cero divo.  

Foto portada: Nora Lezano

Foto artículo: Germán Saez