Tras tres sold out en el Teatro Ópera en tiempo récord y un Luna Park anunciado para marzo de 2020, la artista se encamina a la conquista del continente. Una historia marcada por el sacrificio, la resiliencia y el empoderamiento femenino como bandera.

Es momento de construir

El movimiento feminista logró avances importantes en nuestro país, pero parte de Latinoamérica sigue sufriendo la indiferencia ante la violencia de género, y ahí es donde Cazzu se siente fuerte enfrentando al sistema. “En nuestro país nosotras rompimos algo que venía de muchísimo tiempo y era muy importante quebrarlo; ahora es el momento de construir sobre lo que rompimos. Construir algo nuevo, la comunión entre hombres y mujeres, entre humanos; porque nos estamos olvidando que todos somos humanos. Somos personas, nos respetamos porque somos personas, porque somos humanos y valemos lo mismo.”

Volvamos a la música. Vos no dejas que otros te compongan. ¿Por qué? 

– No es por una cuestión de ego. No es porque crea que yo puedo hacerlo mejor que otro. De hecho no tengo la capacidad de hacer hits. No me gusta que me compongan porque yo quiero que queden bien claras las cosas que quiero decir. Por eso dejo que me hagan pistas, pero lo que canto lo escribo yo. En la palabra quiero ser yo.  

¿Qué es un hit para vos y qué significa? ¿Te importan? 

– Respeto mucho el hit orgánico. Respeto mucho a “Pa mi que fue un hit totalmente orgánico, fue como plantar un semilla y creció un árbol. Es una canción que estando sola no hubiera hecho, pero con todo el respeto que le tengo a los pibes la hice.  Dalex a mí me encanta, no había hecho nada hasta ese momento, acá no lo conocían. Yo lo venía escuchando y la rompía, hace un muy buen R&B. Cuando me mandó la canción para hacerla con él acepte de una, además estaba Rafa Pabön que me gustaba y Sech. Respeto mucho esa clase de hits. Sé que existe el hitmaker, las personas correctas para hacer un hit, existe el compositor, la nota, el flow y lo que decís para hacer un hit. Yo no soy de esas personas. Por ejemplo creo que “Visto a las 00:00” sería un hit si fuera de otra persona. Pero yo no lo permito, no termino de dejarlo de ser hit. Si yo a “Visto” le hubiese hecho un video todo saturado y contrastado en un estudio capaz que era un hit. Pero decidí ponerme a correr como loca en un bosque. Entonces siento que soy yo la que no se permite tener un hit. ¿Por qué? Porque me da miedo que la gente me conozca por cosas que no son 100% yo. 

¿Como es tu relación con tu equipo de trabajo?

-Mis managers son Fabio Acosta y Leonardo Belizan. Con Fabio generé una relación que también explica mi crecimiento en Latinoamerica y Estados Unidos, él es uno de los nexos. Yo me senté con gente de acá y mi pregunta era ¿qué me estas ofreciendo a mí de valor agregado? ¿Qué me estas ofreciendo que yo rompiéndome el orto no pueda conseguir? ¿Qué me ofrecés que yo no pueda lograr sin tener que pagarte? No me sirve. Dame algo a lo que yo no pueda acceder. Plata no porque yo la puedo generar, es una ofensa para mí hacerme sentar a negociar con vos y me ofrezcas plata. Porque no la necesito.

En 2018, Billboard AR organizó una tapa con los artistas Trap de Mueva Records, y tanto Cazzu como Ecko prefirieron mantenerse al margen. Con el diario del lunes, fue una jugada de ajedrez de la jujeña, que en su momento pocos comprendieron.

-Yo no fui porque no me sentía representada por lo que esa tapa quería decir. Yo no era una creación de Mueva. Yo nunca fui una creación de Mueva. Yo no soy una creación de nadie más que mía. Y tampoco éramos los Backstreets Boys. Eso también era algo de lo que yo me quería apartar, porque todos teníamos objetivos diferentes, no teníamos la misma manera de trabajar, ni teníamos los mismos valores. Yo era un invento mío, y no quería quedar como alguien que me habían descubierto e inventando. Éramos un bloque de personas que teníamos objetivos distintos. Yo fui una amiga, una mama para todos, era la que tenía más recorrido que todos y era la más grande.

El apodo de Jefa parece quedarle a medida, aunque a ella no le guste catalogarse de nada. “Lo prefiero antes que reina; Cuando me dicen la Jefa no se bien como sentirme, pero cuando me dicen la reina me siento mal. Entonces es suplantar una palabra con otra, porque no me gusta catalogarme”.

“Yo no quiero ser una superestrella. No es que no quiero, no estoy esperando ser una superestrella. No estoy acá con eso en la cabeza. No es mi objetivo específico. Para mí eso viene por detrás. Yo lo tengo posicionado al revés, puede pasar o no. Yo quiero ser Cazzu, quiero ser una chabona que hace música, no importa si es para 100 o para 5000, una música distinta, original, quiero que cuando veas no encuentres otra parecida, quiero que te sientas orgulloso de que seguís a Cazzu. Para mi es más importante ser una leyenda que ser una superestrella; por eso no me conmueve la plata, a mí no me podes comprar.