Los mexicanos visitaron Buenos Aires para tocar en el homenaje a Soda Stereo y aprovecharon al máximo su estadía: grabaron el video de su próximo sencillo, presentaron la canción Un par de lugares y tuvieron tiempo para sentarse con Billboard a conversar sobre el presente y futuro de la banda.

Rubén Albarrán, cantante de Café Tacvba disfruta de una hermosa tarde en la terraza del hotel que lo albergó en Buenos Aires durante el último fin de semana. Vestido de blanco, se encuentra relajado y sonriente, con esa paz que siempre lo caracteriza. La visita de la banda a la Argentina para tocar en el homenaje a Soda Stereo (Movistar Fri Music) permite hablar con él con tranquilidad, algo que las giras y grabaciones no dejan; actualmente el grupo se encuentra trabajando en el sucesor de El objeto antes llamado disco (del que ya tienen grabadas las bases y las voces).

¿Con qué versión de Café Tacvba nos vamos a encontrar en este nuevo disco?

Rubén Albarrán: Aunque las composiciones ya están casi terminadas falta verlas desde afuera; es necesario tomar un poco de distancia. Es un disco ecléctico, que posee influencias de músicas populares y folclóricas, donde está muy presente la electrónica y también el rock, obviamente. Hay bastante diversidad.

Ustedes siempre coquetearon con la música electrónica. ¿Qué te parece el avance de este género?

RA: Para Café Tacvba la electrónica siempre fue una influencia, es algo de lo que nos hemos nutrido; por eso durante 13 años trabajamos con cajas de ritmos y secuenciadores. Cuando éramos adolescentes nos gustaba mucho Kraftwerk, Heaven 17, Visage… la electrónica que nos tocó vivir a nosotros en esa época. Siempre estuvo presente, la tenemos integrada y la dejamos volar naturalmente cuando aparece, no forzamos las cosas. En este álbum está muy presente. A fin de cuentas es la misma música, no es que sea muy diferente al resto de los géneros.

Cuando describiste el primer sencillo, Un par de lugares, dijiste que “es una canción que habla sobre la ausencia y sobre cómo podemos superar el dolor que nos causa”. ¿Las letras del disco van a apuntar hacia la misma dirección?

RA: En algunas canciones tocamos el tema de alguna forma; vivimos en tiempos de ausencia y de reflexión porque el sistema en el que nos movemos muere cada día, pero continúa renaciendo. Se está transformando constantemente. Estamos viviendo ausencias de todo tipo. Hablando específicamente, la biodiversidad es un campo que está sufriendo bastante por nuestro estilo de vida, con la extinción masiva de especies. Es la ausencia y también la reflexión de que podemos aquietar un poco nuestro corazón y aliviarnos del dolor que nos causan esas ausencias. Está todo puesto para vivir más en el mundo externo que en el interno. Estamos todo el tiempo afuera.

Mientras hablabas de la biodiversidad, me acordé una frase de Jonas Salk: “Si desaparecieran todos los insectos, en 50 años toda la vida sobre la tierra desaparecería; si todos los seres humanos desaparecieran de la tierra, en menos de 50 años todas las formas de vida florecerían”.

RA: ¡Muy buena! Es totalmente cierto, es terrible que durante los últimos siglos el ser humano tomara el papel de ser el centro de la creación, y eso no es así. Compartimos este planeta con otros seres y desgraciadamente creemos que están para nuestro beneficio y podemos aprovecharnos de ellos.

Este álbum lo van a editar de manera independiente. ¿Por qué lo decidieron así?

RA: Bueno, ya tenemos 27 años de carrera y 25 los pasamos con compañías discográficas. En general, si evaluásemos la experiencia, diría que fue positivo, pero ya era momento de tomar más responsabilidad con muchas cuestiones con las que a veces no terminábamos muy satisfechos.

¿Qué cosas cambiaron con la independencia?

RA: Ahora manejamos la logística, la organización, la forma en que hacemos llegar nuestra música, en que territorio, momento y formato, decisiones que antes tomaban las discográficas.

¿Qué estuvieron grabando en estos días en Buenos Aires?

RA: Hicimos el video de nuestro segundo sencillo. Hemos visto varios videos realizados en Buenos Aires. Intuíamos que la producción y los equipos iban a ser muy buenos, y lo pudimos constatar. Trabajamos con Diego Tucci y creo que vamos a tener un video muy divertido, con detalles de cultura porteña.

Estuvieron presentes en el Movistar Fri Music, un homenaje a Soda Stereo. ¿Cómo se sintieron en una jornada tan especial?

RA: Fue súper emocionante; yo creo que todos los presentes estábamos celebrando los recuerdos que esa música nos dejó. La mayoría tuvimos vivencias de esas canciones que conformaron y moldearon el momento que se hicieron. Soda Stereo fue muy importante, pudimos compartir una gira con Gustavo y de la relación de admiración como músico pasamos a tener una relación más personal, de amistad. Siempre lo tenemos en un recuerdo amoroso, disfrutable.

¿Qué fue Gustavo para Café Tacvba?

RA: Un maestro. Nos enseñó mucho, desde la forma en cómo componer hasta a defender una visión artística. Hay tantas cosas se enseñan a través del mismo trabajo, que uno va descubriendo de una forma mágica. Lo vemos como ese ejemplo, como ese hermano que siempre estuvo ahí, contento, disfrutando. Era una persona que disfrutaba mucho.

A ustedes siempre se los ve muy alegres y contentos en el escenario. ¿Cómo se sienten tocando en Argentina?

RA: Para nosotros el escenario es un momento muy especial, en algunos momentos logro perderme en la música. Es como una meditación deliciosa, una meditación en movimiento, algo natural. Yo me subo al escenario y ya no tengo que pensar las canciones, ya me las sé, entonces me pierdo y estoy fluyendo, estoy siendo la música. Y hacerlo en un lugar como Argentina, donde la gente participa y canta, transforma ese movimiento en exponencial.

¿Cuándo los tenemos tocando en Argentina?

RA: Esperamos que dentro del primer semestre. ¡Apenas salga el disco!