Tras poco más de 21 años, Bush regresará a nuestro país el próximo 19 de febrero para presentarse junto a Stone Temple Pilots bajo el marco del Revolución Tour en el Teatro Ópera Orbis. La apertura estará a cargo de Nico Bereciartua.

La historia de Bush está llena de peculiaridades: muchos creen que es una banda norteamericana, en realidad son británicos. Otros piensan que su nombre tiene alguna relación con los expresidentes norteamericanos, pero lejos de eso es un homenaje al barrio londinense que los vio nacer, Shepherd Bush. Otro dato curioso es que Gavin Rossdale, su cantante,  quizás sea más famoso por haber sido el marido Gwen Stefani, (vocalista de la extinguida banda No Doubt) que por ser el frontman de la banda. Es probable que las comparaciones con los titanes del grunge de la época no los hayan ayudado y el papel de Bush en la historia haya quedado un poco relegado, pero su rol en la última década dorada del rock no fue menor.

Su álbum Sixteen Stone (1994) fue un éxito inmediato y Razorblade Suitcase (1996) fue número 1 del Billboard 200 acumulando millones de discos vendidos entre ambos. En el 2002 se separaron, y en el 2011 volvieron a entrar en la batalla con The Sea of Memories, seguido de Man on the Run (2014) y Black and White Rainbows (2017). Visitaron nuestro país en solo una ocasión hace 21 años, y ese es el tema preponderante en el comienzo de la charla:

¡Hola Gavin! ¿Cómo estás?

− ¡Estoy excelente gracias, estaba esperando tu llamado porque quiero decir que tengo muchas ganas de ir a Argentina! Cada disco que hice me decía a mí mismo que quería volver, porque recuerdo esa audiencia increíble, una de las mejores del mundo, y siempre terminaba siendo algo pendiente.

Tu última vez aquí fue en el 97, casi 22 años. Eso es una vida

− Lo sé, es muy terrible, me siento culpable cuando me decís esto. Es terrible pero es un hecho, la gente puede creerlo o no, pero yo estuve tratando de volver por 20 años. Recuerdo haber pasado momentos increíbles en Argentina, me encanta su cultura, su comida, su lenguaje, todo.

El Revolución Tour estuvo en Norteamérica, y en pocos días van a tocar aquí en nuestro país. ¿En qué momento musical los vamos a encontrar?

− Estamos muy cerca de terminar el nuevo disco. Ahora vamos a seguir con el Revolution Tour, tocar nuestros clásicos, y la razón por la que pienso en volver pronto es que si les gusta el show y quedan contentos pronto lanzaremos el nuevo disco y lo vendremos a tocar aquí.

¿Cómo ves el rock and roll en la actualidad?

− Cuando decís rock and roll, para mí es como los Rolling Stones, Motley Crue, eso es rock. Yo creo que la música que hacemos es como un antídoto al rock and roll tradicional, es como una nueva forma de contracultura, con letras y una vibra diferente, hablamos de temas de los humanos en la vida real, no es una cosa de “somos los mejores”, es lo opuesto a eso.

Entonces, ¿cómo definirías a Bush?

− La música que hacemos nosotros es introspectiva. Esa es una de las razones por las que empecé y también una razón por la cual continúo. Ser humano, abierto, vulnerable, real y poner en la música todo el dolor y toda la alegría que hay en la vida.

¿Que clase de recital vamos a tener aquí? ¿Estrenarán canciones?

− No, no lo quiero hacer muy largo, quiero darle a la gente lo que van a ir a buscar, los clásicos de la banda, y cuando vuelva será el momento de las nuevas canciones.

Las entradas para su show en el Teatro Ópera Orbis Seguro se pueden conseguir por sistema Ticketek.

Horarios de los shows:

Nico Bereciartua – 19 hs

Bush – 20:30 hs

Stone Temple Pilots – 22:10 hs