Mick Jagger recordó a su entrañable amigo: “compartíamos mucho, teníamos un ida y vuelta constante”.

David Bowie y Mick Jagger: pocas amistades en el rock dieron tanto que hablar. Y con la partida de Bowie, todo el mundo esperaba unas sentidas palabras del cantante de los Rolling Stones. “Él robaba mis ideas para usarlas en el escenario, pero no me molestaba para nada”, afirmó Jagger.

“Bowie me copiaba a veces, pero era totalmente honesto al respecto. Si tomaba uno de tus movimientos, te decía ‘ése es uno de los tuyos, lo tomé prestado’”. Jagger también reveló un dato bastante llamativo: “Él siempre miraba las etiquetas de mis ropas. Cuando nos encontrábamos, me abrazaba y yo podía sentir cómo tocaba mi cuello en busca de la marca de mi remera”. De cualquier modo, nunca hubo una competencia entre ambos artistas. “Nunca me molestó compartir cosas con Bowie, porque él también ha compartido cosas conmigo. Era un constante ida y vuelta”, afirmó Jagger a Rolling Stone.

Al hablar de Bowie, fue inevitable recordar la canción Dancing in the Street, una grabación con fines solidarios. “Es realmente estúpido que ésa haya sido la única colaboración propiamente dicha”, lamentó Jagger. “Disfrutamos mucho haberlo hecho. Ver el video hoy es hilarante. Tuvimos que grabar la canción y filmar el videoclip en una sola jornada. Fuimos del estudio directamente al set. Al final del día, estábamos diciendo: ‘¡ves que se puede hacer!, ¿por qué perdimos tantos años en el estudio?’.”