Con el aumento del consumo diario de productos audiovisuales, es cada vez más relevante la música creada especialmente para los mismos, ya sea la de los temas principales que hacen que todos reconozcamos una serie de moda o la música de fondo que nos acompaña en los momentos de tensión o tristeza.

Para que cada vez que se reproduzca música, el compositor reciba las regalías por el uso de su tema en pantalla, siempre será necesario que exista una planilla, conocida también como cue sheet en inglés.

Las planillas son el medio principal en el que se indican los detalles de la música utilizada en un programa televisivo. Se entregan a las sociedades de gestión de derechos musicales, PROs por sus siglas en inglés, para que estas últimas tengan conocimiento de las obras por las que los compositores deben ser compensados cada vez que un programa se emite al público o un usuario ve su serie favorita en streaming.

En los últimos años este proceso se ha venido automatizando progresivamente para poder agilizarse y ser menos susceptible a errores. Sin embargo, el proceso de generar la planilla, que es la clave para el reparto justo de las regalías, en la mayoría de casos todavía se sigue haciendo a mano.

Tanto en el caso de los programas en vivo o los programas propios de las emisoras de televisión, como en el caso de películas y series, los encargados de generar las planillas son los propios productores. La planilla se realiza al concluir la emisión o el producto audiovisual.

Al ser en su mayoría un proceso manual, es susceptible a errores humanos como, por ejemplo, un título o un artista incorrecto o mal escrito. Lamentablemente, en este paso se pierde una parte de las regalías. El formato de entrega es un archivo PDF o una hoja de cálculo que la sociedad tiene que procesar para extraer los metadatos y cruzarlos con su propia base de datos para poder luego repartir las regalías. El efecto de error se multiplica cuando el programa se exporta a otros países. Digitalizar la creación de este archivo aliviaría la carga de trabajo de los productores y beneficiaría a los creadores.

La empresa barcelonesa BMAT, líder en soluciones de monitorización de música, ha puesto a disposición de las emisoras una herramienta que automatiza y facilita la generación de las planillas. Representa un servicio online complementario a Vericast que detecta la música emitida en los canales de televisión y la identifica siempre y cuando esta esté en la base de datos de BMAT.

El Reporting Tool de BMAT proporciona un método automático de generación de planillas que luego se entregan a las entidades de gestión de derechos musicales. Los productores disponen de la opción de corregir las planillas en caso de cualquier error y también de añadir la información específica que sea necesaria. Además, una vez creadas y/ o editadas, las planillas se guardan en la base de datos de BMAT para que se puedan reutilizar de manera automática cada vez que se vuelva a emitir el mismo programa, independientemente del canal de emisión – eso incluye también la exportación de la programación a otros países.