El artista pasó por la casa de Billboard Argentina y habló acerca de su colaboración más reciente, la importancia de no encasillarse en un género y el movimiento urbano local.

“Mucha de la alegría de mi música se la debo a haber cortado el camino de la actuación para darle prioridad al camino de músico. Ahora es el músico quien tiene la rienda de mi vida”, comienza diciendo Benjamín Amadeo, quien estrenó recientemente su colaboración más osada según él, de la mano de Los Auténticos Decadentes

“En su momento hubo un poco de vértigo, no por no confiar en las canciones sino porque fue dejar de lado cosas grandes y enriquecedoras” dice el autor detrás de “Las flores”. Ya era hora de cortar con la actuación para darle lugar al proceso de composición y producción; él apuesta a la emoción antes que a la modernidad, que según el cantante ya quedó en el tiempo: “Prefiero emocionar con lo que digo o con lo que canto a que sentirme moderno. Hoy en día no hay futuro. El futuro tiene un minuto de vida, entonces hay que apostar por lo que uno siente ahora”. 

Benjamín Amadeo fue el responsable de la apertura de Ed Sheeran en La Plata ante 50.000 personas. Era la primera vez que cantaba en un estadio y relata con humor: “Me sentí sutilmente humillado antes de verlo a él. Lo que más me emocionó de él es a dónde lleva las canciones”.

Otro de sus tantos desafíos fue cantar al lado de Abel Pintos. Pero el desafío más grande recae en cuando tiene que lanzar nuevas canciones y salir a presentarlas. “Con respecto a la canción ‘Las flores’, yo ya siento que va a ser una fiesta. Todo llega más rápido, así como también podés llegar a sentir el rechazo más rápido. Es una locura entender la cantidad de indicadores que tenés para saber qué es lo que pasó con la música. Lo que más me gusta es cuando un tema te lleva al resto de las canciones. Hace poco leí que una chica descubrió mi música a través de “Las flores” y lo que más me gusta es ver cómo la gente llega a mi música”. 

Respecto a su colaboración con Los Auténticos Decadentes, según Benjamín “llegó por una idea mía muy osada”. En un momento llegó a dudar de si el tema no debería ser interpretado por alguien más. “Empecé a escribir la melodía y la sentía muy rioplatense. Ahí me la fui apropiando. Desde que hicimos el disco no había tenido invitaciones porque no se dio. Con esta canción, dije que era para hacer con Los Auténticos Decadentes y les chocó porque no lo veían en el radar. Pero les gustó”. 

La historia de la colaboración nace de una amistad con Juanchi Baleirón, líder de Los Pericos. Cuando Benjamín le mostró los demos y le comentó sobre su propuesta para Los Auténticos, Baleirón le pidió que lo acompañara a un show en aquel entonces que daría con la agrupación. La noche que tocaban, Amadeo le mostró la canción a Martín “Mosca” Lorenzo y el integrante del grupo le dijo que iba a hablar con los demás. “Al poco tiempo me dijo que les había copado el tema así que aceptaron”. Ahí fue cuando empezó todo.

Benjamín Amadeo no coqueteó con la música urbana latinoamericana y agradece no haberlo hecho. “Los furores tienen magnetismo. Pero si recorrés la historia de la música, los grandes artistas nunca dejaron de ser quienes son y siempre se desprendieron un poco de lo que pasaba. Uno se va adaptando pero no tanto por querer pegarla sino porque esto es lo que escuchás diariamente” dice.

Respecto al trap local, admite: “Celebro el movimiento urbano local porque el mundo está mirando a la Argentina gracias a estos chicos y cada uno desde su lugar está haciendo lo que lo identifica. Pero nadie me creería si yo el día de mañana me pongo a rapear. Hoy en día hay que dar un poco de libertad para que cada uno haga lo que quiera, siempre y cuando le creas al artista y tenga algo para decir”.