El músico fue abandonado en Dakota del Norte, mientras sus compañeros viajaban para un show en Minnesota.

Los problemas de organización son inevitables cuando una banda como Belle & Sebastian se va de gira. Actualmente, el grupo de indie rock cuenta con siete miembros, pero en el pasado, llegó a tener más de diez, cuando interpretaba The Boy With the Arab Strap en 1998. Aparentemente, los cambios en la formación no ayudaron a la hora de contar cabezas: dejaron al baterista Richard Colburn en una parada de descanso en Dakota del Norte. ¿Y cuál fue la solución? Tuitear.

Resulta que Colburn estuvo sentado en Walmart por cuatro horas sin teléfono ni identificación, así que finalmente decidió ir a un hotel para pasar la noche, según le dijo el cantante Stuart Murdoch a The Current. Al día siguiente, con algo de yuda, Colburn pudo viajar a Minnesota para el show que tenía programado la banda.