Del 3 al 9 de mayo llega una nueva edición híbrida del MUTEK AR junto a MUTEK ES y la red global MUTEK en colaboración con Cultura Puente.

“Me parece interesante no buscar reproducir lo que eran los shows antes, sino aportar algo más fresco y vislumbrar búsquedas que vengo haciendo”. Así se posiciona Barrio Lindo frente a las nuevas propuestas que la pandemia ha impulsado. El artista tendrá su lugar en la edición MUTEK ES+AR 2021 este mayo, ocasión para la que preparó algo distinto a lo que habitualmente venían siendo sus lives.

El sonido de Barrio Lindo es un encuentro inspirado por la música tradicional sudamericana, y el “downtempo” electrónico, con melodías y ritmos que conducen a un escenario imaginario a lo largo de la Cordillera de los Andes y la herencia afro tropical de Sudamérica. En los últimos cinco años, Barrio Lindo se presentó en más de 30 países a lo largo de Sudamérica, América del Norte, Europa, Asia y Australia.

Por Josefina Armendariz

¿Qué podés anticipar de tu participación en MUTEK?

Preparé algo distinto a lo que habitualmente venían siendo mis lives. Durante el 2020 empecé a experimentar más con la improvisación desde la electrónica y me propuse experimentar desde un lado ecléctico e improvisado, manipulando en vivo sintetizadores, samplers, guitarra, kalimba y teclados.

¿Qué se siente poder dar un show en la actualidad?

Se siente aún extraño, pero de todas formas aprovecho el momento para la exploración de otras músicas y otras inspiraciones. Me parece interesante no buscar reproducir lo que eran los shows antes, sino aportar algo más fresco y vislumbrar búsquedas que vengo haciendo.

¿Qué es lo peor y qué es lo mejor que le dio la pandemia al mundo? ¿Te es fácil adaptarte?

Lo peor, la incertidumbre y temor al juntarse. Lo mejor aun no lo sé, pero soy optimista en que algo bueno tiene que salir de esto, y desde mi lugar pienso en la música y la cultura. Por suerte no me fue difícil, aunque después de viajar durante 4 años incansablemente, el estar en casa, cambia mucho todo. Llevó un tiempo, pero ahora logro disfrutar de esto y mantenerme productivo junto a mi labor en Shika Shika, sello que he co-fundado con el productor ingles El Búho.

¿Cómo investigás para descubrir nuevos sonidos? ¿En qué te inspirás?

Me inspira la música que escucho. Naturalmente escucho en variedad desde world music, jazz y electrónica. En este momento, disfruto de hacer varias exploraciones en paralelo. Por un lado, una reconexión con los instrumentos y el trabajar colaborando con más músicos, y por el otro componer desde la electrónica de una forma mas arcaica y analógica con lo que dispongo. Desligando un poco de la computadora y las técnicas que venía usando para hacer música. En ambas búsquedas es gran desafío encontrar un sonido que me identifique y descubrir los nuevos rumbos que mi música esta tomando, inspirado también por la música que me inspira.

¿Qué planes tenés para atravesar este 2021?

Por el momento, seguir trabajando en mi próximo álbum, que será bastante distinto a todo lo que he presentado. Me lo tomo con calma y me pregunto cómo podemos seguir compartiendo y difundiendo nuestro trabajo en este momento donde tanta música está saliendo. Y en continuo y sin descanso con Shika Shika como plataforma donde se une el activismo y la música como herramienta de transformación.