El ex Tan Biónica estrenó en plena cuarentena su segundo álbum Desarmar. “Habla de amor y de pena, de olvido y de un montón de cosas que nos ocupan siempre a los que tenemos algo para decir con la música”, señala.

Tenés un estilo de música y composición muy definido…

Qué buena noticia, el estilo es lo más difícil de lograr. Y en canciones como la que pusiste en la intro del live -con la colaboración de Natalie Pérez- es un trabajo con otros productores, así que uno hace el esfuerzo por estar en movimiento pero está bueno que el condimento esencial del plato sigue estando. Tengo en el álbum dos canciones que tienen colaboraciones de dos mujeres y las dos se llaman con nunca sigla o una inicial: una es “Qué te pasa conmigo” pero le pusimos QTPC (feat Debi Nova) y esta ZZZ (feat Natalie Pérez). Son cosas que aparecen escondidas dentro del álbum, viste que siempre uno tiene sus truquitos.

Ya estás ejerciendo influencia en otros, pienso, por ejemplo, en el caso de los Voz en off

Totalmente, nos hemos escrito con los chicos a través de Instagram, me encanta lo que hacen y es muy loco verlo en este grupo que está dentro de tu país pero que están tan lejos que parece que están en otro lado [son de Ushuaia]. Fuera de esto, el otro día hablaba de música con alguien sobre el impacto que tuvo Tan Biónica en una generación de pibes, pero sobre todo a la hora de la creación de música. Porque es loco escuchar que somos referentes de otros artistas, porque todavía estamos en actividad, no tenemos 60 años y ya nos retiramos. Me decían amigos productores que sin quererlo Tan Biónica abrió un panorama para artistas que quizás no hacen exactamente lo mismo que todos. Tenés a un pibe como Juan Ingaramo que empezó haciendo una música mucho más pop y hoy juega con cualquier ritmo. Nosotros abrimos ese espectro con canciones que peleaban a nivel rock con otros grupos tradicionales con canciones súper pop o de música electrónica incluso.

Me encanta que digas rock, porque para mi Tan Biónica fue una banda de rock como Coldplay, Keane…

No lo sé, es como que hablar de géneros es difícil. La música se hizo mucho más grande de la histórica diferenciación que tenía. Creo que eso servía a nivel de ritmos, para enseñar, pero ya es raro hablar tan marcadamente de géneros. Quizás asociás al pop a un tipo como Michael Jackson, un tipo que baila, monta coreografías y un show. Lo que pasa en que “pop” es el apócope de popular y hay muchos grupos de rock que son muy populares claro. Pero entonces todo es música pero yo lo que veo es que por ahí la inclusión de Tan Biónica en los medios, la radio, le abrió un espacio a las bandas que hacían algo parecido y quizás estaban un lugar muy alternativo y nosotros pudimos aparecer mucho más en el mainstream digamos.   

¿Cómo te llevás con las redes sociales?

Esta bueno que las redes sociales permitan que lo que uno hace traspase el hecho artístico, que no solo sea todo canciones sino que también vean que cosas uno hace, viajes cocina, etc. Ves eso cuando tienen éxito cosas pequeñas como, por ejemplo, un filtro de Instagram: lo que te das cuenta que es una forma más de bajar el arte, la estética de tu canción a gente que no es quizás la del consumo tradicional de esa música.

Es una época dorada de los productores ¿no?

Creo que es un momento en que por ahí se popularizaron porque empezaron a salir tipos como Farrel Williams o Mark Ronson, que comenzaron a tener protagonismo. Al respecto, hay un vídeo que recomiendo ver como Ed Sheeran junto a su productor Benny Blanco componen la canción que luego será un hit mundial de Justin Bieber. De todas maneras, esos productores que pasan al frente hay que ver como se llevan con la parte de la exposición, quizás salen del laboratorio y con la cocina y después sale a la calle y no pasa nada.

¿De qué artista te gustaría ser su productor?

Uy está buena la pregunta. La verdad es que en los grupos hay distintos roles y en Tan Biónica yo tenía el de la composición y la producción. Pero era un grupo en donde eso tenía que ver con un rato de la cocina. Al empezar un proyecto como el de ahora, en solitario, me corrí bastante del rol de productor, entonces no tengo presente eso de me gustaría trabajar con tal o cual artista. Pero diría Fito Páez, con quien grabé y produje cosas en las que estuvo él y son esos lugares donde te tiemblan un poco las piernas… me ha pasado con Juanes que grabamos una canción con Tan Biónica hacer la producción de esa canción.