Luego de su single debut "Maybe", la artista de Medellín presenta su nueva canción coproducida por Ovy On The Drums y Mosty: "Ego".

Recientemente lanzó su segundo single, pero hace tiempo está en el radar. Bad Milk es el nombre artístico que eligió Manuelita García para dar a conocer sus canciones. La cantante de Medellín, Colombia, tiene 19 años y dos singles en sus canales oficiales.

Bad Milk dio su primer paso oficial el 30 de julio del 2020. En el sencillo, la artista pone en el tablero sus dudas al finalizar una relación. Como la definió la artista, es una canción “hecha con las entrañas”.

‘Maybe’ fue producida por Agustín Mesa Londoño y realizada con el aporte del pianista Camilo Ochoa y MAGNA, con quien García anteriormente había presentado “Playa y Weed”, un single conjunto. Llega acompañado de un video que presenta una estética de videojuego, realizado por la agencia Eme Creative Oficial y Ryze.

Aun tratándose del primer single, ‘Maybe’ fue un primer gran puñetazo. La canción fue seguida de “Ego”, producida por uno de los productores del momento: Ovy On The Drums. -. Además de productor, Ovy figura como su “music contact” en su biografía de Instagram. Ovy es artífice de “Tusa” (Karol G, Nicki Minaj) y hits de Paulo Londra y Bad Bunny, entre otros.

A diferencia de ‘Maybe’, en “Ego” García ya no se pregunta cuál fue el error que la condujo al fin de una relación, sino que expresa su deseo por la persona. A cinco días del lanzamiento, el sencillo superó las 287 mil visualizaciones en YouTube, catorce veces más que el primer lanzamiento – que hoy supera las 20 mil visualizaciones.

Es fácil ver por qué Ovy le dio a Bad Milk su sello de aprobación. Su voz ronca y dulce es encantadora. En “Ego” canta sobre una relación que terminó debido al ego de una persona. El single también es coproducida por Mosty, ganador del Grammy Latino. Es una canción pegadiza, con melodías acústicas, conmovedoras y urbanas.

El video de “Ego” fue nuevamente realizado por Eme Creative Oficial y Ryze, esta vez junto a un equipo conformado por Santiago Martinez M, Alejo Eplug, Sergio Agudelo, María Fernanda y Manuela Muñoz Martinez.

¿Cuál fue tu primer contacto con la música?

Mi primer contacto con la música lo tuve por medio de mi abuela materna, más o menos a la edad de cuatro años. Ella solía escuchar y enseñarme sobre música de protesta, con artistas como Mercedes Sosa o Silvio Rodríguez. Por ella tuve mi primer acercamiento al canto y a la poesía. Menciono la música y poesía como una sola porque creo que no se pueden separar; mi escritor favorito siempre ha sido Julio Cortázar y gracias a él también tuve mi primer acercamiento al jazz y al blues con “Jazzuela”.

¿Por qué Bad Milk?

Cuando tenía 13 años descubrí a Tyler, The Creator y me sentí muy identificada con una de sus canciones: “Bastard”. En esa esta él menciona aspectos muy relevantes de su vida y en su momento me pareció que sus vivencias y punto de vista frente al mundo era muy similar al mío. En la canción él dice una frase: “I’m bad milk, drink it” empecé a decirla mucho y todos mis amigos y amigas crearon el apodo.

¿Qué meta tenés?

Quiero relatar todas las experiencias de las que ya se habla en la música, pero desde el punto de vista de una mujer latina. Me encantaría que cada vez más niñas y mujeres se sientan identificadas conmigo y que encuentren seguridad y apoyo en mi música.

¿Qué te distingue?

Creo que mi capacidad para ser multifacética, no tengo una sola personalidad y todos los días juego con mis diferentes alter-egos, por esto mismo en mi música reflejo un grande espectro de diferentes sentimientos, “moods” y perspectivas. No quiero ser una artista encasillada.