El artista puertorriqueño se presentó ante dos Luna Park sold out.

Luego de una gira con localidades agotadas en Europa, Bad Bunny aterrizó en Buenos Aires para dar dos recitales ambos con estadio lleno. Pasadas las 21:30 y luego de la apertura a cargo de los raperos locales Fuerte Apache, “El Conejo” abrió su show al ritmo del afamado trap Tú no metes cabra. Con anteojos oscuros y un outfit elegante, salió a escena para liderar un setlist con canciones que se han viralizado fuertemente en las redes. Sus colaboraciones y feats. también permitieron que se convierta en un fenómeno en Spotify y eso seguramente fue lo que convenció a la productora Lauria Dale Play para una apuesta que rindió rápidamente con creces.

El artista de San Juan, Puerto Rico, siguió su recorrido con Diles, Pa’ ti, Si tu novio te deja sola −en la versión de estudio lo acompaña J Balvin−, Caile y el aclamado El amantefeat. Nicky Jam y Ozuna–. También sonaron Ahora me llama, No te hagas y La última vez, canción con pista de Love Yourself de Justin Bieber. El público se mostró en todo momento dispuesto a bailar y corear cada una de las canciones de este artista que, con tan solo 23 años, entendió rápidamente cómo cautivar a la audiencia.

Una escenografía saturada de pantallas LED, juegos de imágenes y pirotecnia a ritmo. Bad Bunny fue escoltado de a momentos por su nuevo equipo coreográfico de estilo libre, el soporte de su backing vocal y un Dj que dispara las pistas. Sorprendió la presencia de su fotógrafo para redes sociales todo el tiempo arriba del escenario.

Bad Bunny se mostró agradecido y comprometido con su público argentino. Entre tema y tema premió a la lealtad de sus fanáticos y correspondió el cariño a través de su puesta en escena. “Esto es un sueño cumplido”, repitió alzando una bandera argentina. De esta forma, ratificó su consagración como uno de los principales artistas del trap, género que está revolucionando la industria musical.

El cantante forma parte de una nueva generación de artistas como Maluma, Ozuna, Nicky Jam y J Balvin que representan a las nuevas caras de los ritmos urbanos. Con millones de seguidores en sus redes sociales y otros tantos en reproducciones en sus videos de YouTube, Bunny encara un futuro prometedor. 

Ya para el final del show, el puertorriqueño pidió a los presentes que sacaran sus celulares para alumbrar el recinto. “Gracias por hacer de esta canción un himno”, dijo, y de fondo, los primeros acordes de Soy peor, que cuenta con más de 260 millones de views, comenzaron a sonar.