El sábado 29 de julio a las 21 h le rendirá tributo a Bowie, Europe, Bon Jovi y U2, entre otros.

Conformada por los músicos profesionales que hacen The End (banda tributo a Pink Floyd), Backline vestirá de glam, pop y rock ochentoso el Centro Cultural San Isidro. A diferencia de cuando tocán temas de David Gilmour y Roger Waters, donde la gente disfruta de sus interpretaciones sentada en una butaca, con este nuevo proyecto la energía es más festiva. “Lo que nos gusta de Backline es que se genera más explosión, la gente canta las canciones y acompañan con el cuerpo el beat de cada tema y eso también nos contagia a nosotros”, explica su baterísta Jano Pérez.

Siendo los ochenta una década dorada de la música bailable y del pop rock, la elección del repertorio no es fácil: “Nos tiene que gustar a nosotros, pero principalmente tiene que ser un hit. Que cuando suenen los primeros acordes la gente ya lo reconozca”, continúa. De esta manera la crew de músicos profesionales que no le escapa a ningún detalle cuando interpreta la música de Pink Floyd amplía su panorama. “Queremos dejar que la gente se relaje y la pase bien con buena música… lo que nosotros consideramos buena música”.

La cita será este sábado 29 de julio a las 21 h, donde repasarán todos los clásicos de David Bowie, U2, Europe, Bon Jovi, Bryan Adams y INXS en dos horas. Las entradas se pueden conseguir a través de sistema Passline.