El sábado 14 de octubre, el B.A Rock tuvo su primera jornada en la que Litto Nebbia presentó su reciente disco grabado con Pez, Las Pelotas compartió escenario con Fernando Ruiz Díaz y Catupecu Machu invitó a Lisandro Aristimuño en "Para vestirte hoy".

El estadio Malvinas Argentinas fue el lugar elegido para la quinta edición del festival. La Balsa y Signos fueron los nombres para los dos escenarios al aire libre, y Artaud para el que se encontraba dentro del estadio.

Vetamadre, Sick Porky, Jimmy Rip and The Trip y La Condena de Caín fueron algunas de las bandas elegidas para el inicio de la jornada. Emilio Del Guercio fue el primer histórico en subir al escenario La Balsa, en el que interpretó clásicos como Ave rapaces,  Violencia en el parque y Fermín.

Luego del show de Celeste Carballo, el escenario Signos recibió al exbajista de Manal Alejandro Medina, que con Tontos de La Pesada del Rock & Roll y Vamos a buscar la luz de Aeroblues consintió a los nostálgicos.

Catupecu Machu con un set contundente, en el que incluyó temas como Perfectos cromosomas, Dale! y Magia veneno, fue la antesala a la presentación de Litto Nebbia con Pez. Versiones renovadas de El rey lloró, Mujer de carbón y La balsa se entrelazaron con canciones del nuevo material, como Rodar y Las palabras mágicas, en una show marcado a fuego como uno de las mejores del B.A Rock 2017.

Los Gardelitos cerraron el escenario Artaud. Desde temprano se veían grandes grupos con remeras de la banda coreando sus canciones en las inmediaciones del estadio. La ciudad que se oculta, Lo que vendrá y Mezclas raras fueron algunas de las elegidas por el trío que desató una fiesta en una de las actuaciones más convocantes del día.

Pasadas las 22, Las Pelotas se presentó con un show notable que no dio respiro. Una lista de más de quince temas repasó los principales éxitos de la banda como Será, Si supieras, Esperando el milagro y Bombachitas rosas. Para el cierre, eligieron Capitán América y el cover de Sumo El ojo blindado junto a Fernando Ruiz Díaz.

El escenario Signos cerró con el concierto de Ricardo Soulé. El exlíder de Vox Dei se tomó los primeros minutos para hacer sentir su descontento por tocar sólo 30 minutos.  Minaya y Prométeme que nunca me dirás adiós fueron la previa a una delicada versión instrumental de Libros sapienciales. Génesis y Presente cerraron su performance.

Entrando a la fría medianoche, La Vela Puerca fue la encargada de cerrar. La banda uruguaya llevó adelante un show demoledor en el que repasaron gran parte de su carrera, a días del lanzamiento de un nuevo DVD conmemorando los 20 años de la banda. Soldado de plomo, Y así vivir y Buenas mascotas fue el hat-trick elegido para el arranque. Promediando la mitad del concierto sonaron Zafar, Mi tensión y Para no verte más. Mi semilla, Madre, El viejo y El profeta fueron las seleccionadas para cerrar la velada.