Después de estar postrada en cama por cinco meses con un grave caso de síndrome de Lyme (contraída por la picadura de un insecto), los fans de Avril Lavigne pueden respirar aliviados: la cantante de 30 años se recuperó y tiene la energía suficiente para volver a los primeros planos. 

“No había parado de trabajar desde que tenía 15; pude pasar estos meses de inactividad con mi familia, y me vino bien para darle una mirada a mi vida. Tuve tiempo para pensar, y ahora tengo más claro lo que quiero”, declaró la cantante a la revista People

Su primer paso para la recuperación va a ser el lanzamiento este 16 de abril de la canción Fly, y todo lo recaudado por las ventas se va a ceder a favor de las Olimpíadas Especiales de Los Ángeles. La canción fue compuesta hace alrededor de dos años, y Avril espera encontrarse en condiciones adecuadas para interpretarla en vivo en la ceremonia. 

La enfermedad la motivó a perseguir proyectos que se encuentren fuera de su círculo de confort. “Siempre quise realizar un álbum de Navidad, pero nunca tuve tiempo; ahora tenía muchas ganas de hacerlo, así que va a ser mi próximo proyecto”. Pero eso no es todo. La cantante está lista para volver a la pantalla grande luego de su aparición en el film de Richard Linklater, Fast Food Nation. “Tengo muchas ganas de trabajar en una película. Hay un par de proyectos en vista, pero no puedo adelantar los nombres”, declaró.

Para aquellos que esperan ansiosos el nuevo material, tranquilidad: la artista pop dijo que apenas comenzó a sentirse mejor de su enfermedad, tomó su guitarra y compuso una canción en la cama. “Todo está sucediendo naturalmente, no estaba pensando ‘¿cuándo voy a hacer un disco?’ simplemente sucedió. Quiero lanzarla este año, trata sobre mi batalla y todo lo que tuve que luchar.”