Unas 6.000 personas se hicieron presentes en el segundo día del festival.

Bandas emergentes como La Furia de Petruza, Dual, Támesis y Van Lacke, e históricos como El Reloj y Claudia Puyó fueron los artistas seleccionados para el primer turno.

A las 17, el escenario Signos recibió a Los Tipitos, que diagramaron una presentación acorde a los festivales. Flor negra, Silencio, Campanas en la noche y el cover de Rata Blanca Mujer amante fueron parte de los hits seleccionados. En simultáneo, Viticus hacía vibrar el escenario Artaud con temas como No obstante lo cual y La autopista. Para Ruedas de metal, invitó a su compañero de Riff Boff  Serafine, y cerró con Sucio y desprolijo, Mucho por hacer y Que sea rock.

Willy Quiroga fue el anteúltimo en subirse a Artaud. Al igual que Ricardo Soulé el día anterior, el bajista repasó clásicos de Vox Dei como Génesis y Libros sapienciales. Mostró su nuevo tema El misil y cerró con Azúcar amargo. El cierre de este escenario estuvo en manos de Massacre, que está celebrando sus 30 años de vida. Tengo captura, Te leo al revés, Plan B: anhelo de satisfacción  y el cover de Almendra Ana no duerme fueron parte de la lista.

Un impactante show de El Bordo fue la previa a la sorpresa de la jornada: la presentación de Los Pericos. La banda liderada por Juanchi Baleirón hizo saltar, bailar y gritar con hits como Runaway, Complicado y aturdido, Sin cadenas y Casi nunca lo ves. También hubo tiempo de mostrar parte de su último trabajo, Soundamerica, con Todos lo hacen y Anónimos.

Bom Boom Kid desató el pogo más grande, previo al cierre del escenario Signos con la actuación de Fabiana Cantilo. Media hora de show fue suficiente para que Fabiana ratifique por qué es una de las cantantes más importantes de la historia del rock nacional. Coreografías de baile junto a su corista y una hiperactividad notoria desataron al público con Payasos, Cleopatra, la reina del twist, y Mary Poppins y el Desollinado. El cierre fue con los lentos Fue amor y Nada es para siempre.

Dos grandes shows finalizaron el segundo día: Guasones salió a comerse la cancha con Espejo roto, Pobre tipo y Ya estoy subiendo. Atrás, parejas aprovechaban el espacio para bailar al ritmo de Pasan las horas y Farmacia. Adelante, el pogo fue impulsado por Reyes de la noche, Gracias y Dame.

Babasónicos tiñó la noche de glamour, despidiendo la gira de Repuesto de fe. El formato, diseñado para salas de teatro tuvo su experiencia en un festival al aire libre, donde lograron generar el clima de intimidad necesario para disfrutar un repertorio de reversiones con grandes arreglos orquestales.  “Gracias, nos vemos en marzo”, fue la frase final de Adrián Dárgelos. Rubí, Putita y El loco integraron la lista. Su ciervo y Gratis pusieron fin al segundo día del B.A. Rock.