24 horas después de lanzar “No Tears Left To Cry”, la cantante se sumó de sorpresa al show del DJ Noruego en el festival de Indio, California.

Por un día Coachella se convirtió en #Arichella, o por lo menos, eso reflejo Twitter el viernes 20 de abril cuando empezó a circular el rumor que Ariana Grande se presentaría durante el set de Kygo. Y exactamente eso fue lo que ocurrió.

Grande compartió escenario con el DJ Noruego para presentar su último single “No Tears Left To Cry”, lanzado 24 horas antes. Además, hizo una versión del clásica de 1982 de Marvin Gaye “Sexual Healing”.

“No Tears Left To Cry” fue producido por Max Martin e ILYA, escrito por Ariana, Max Martin, ILYA y Savan Kotecha. También es el primer sencillo de su próximo álbum de estudio.