El álbum tiene colaboraciones de Nicki Minaj, Pharrell Williams y Missy Elliot.

Ariana Grande obtuvo su primer Nº1 en el Billboard 200, ya que su cuarto álbum de estudio, Sweetener, debutó en la cima. El disco, que se lanzó el 17 de agosto vía Republic Records, empezó con 231.000 unidades equivalentes vendidas en la semana que terminó el 32 de agosto, vía Nielsen Music. De esa suma, 127.000 fueron ventas tradicionales.

El Billboard 200, presentado por Coca-Cola For Me, muestra los álbumes más populares basándose en su consumo total. La cifra final combina las ventas del álbum, que incluye las ventas de temas equivalentes a un álbum y sus streams.

Sweetener representa el tercer Nº1 de Grande en el chart, después de que su primer (Yours Truly, 2013) y segundo álbum (My Everything, 2014) hayan debutado en el tope. Dangerous Woman, su tercer intento, no llegó hasta lo más alto, pero logró la muy digna posición Nº2 en junio de 2016. El ascenso al Nº1 de Dangerous Woman fue bloqueado por Views, el álbum de Drake que estuvo 14 semanas no consecutivas en la cima.

Sweetener tiene la segunda semana más grande en ventas de un álbum de una mujer en 2018. Invasion of Privacy de Cardi B se lanzó con una cifra mayor: 255,000 unidades (N°1, 21 de abril).

El álbum de Grande representa la semana de streaming más grande para un álbum pop de una mujer: las canciones recopilaron 126.7 millones de streams en su primera semana. Es también el álbum con más streams de cualquier género que no sea hip hop; en general, los álbumes de rap logran grandes números en comparación con otros géneros.