Pese a los colores y las luces brillantes, el fantasma del atentado de Mánchester le hace sombra a la cantante, que lloró durante el homenaje a las víctimas.

La cantante norteamericana de 24 años se presentó por segunda vez en Argentina, para dar un show sold out; esta vez, fue en el estadio cubierto de Tortuguitas, ante 10 mil personas, y en el marco del Dangerous Woman Tour. Oriana Sabatini y la californiana Victoria Monet abrieron la noche, en una acertada decisión de la productora DF, que tuvo que lidiar con los detalles de un concierto difícil y por el cual el operativo de seguridad fue más riguroso.

El recital de anoche fue muy distinto al que pasó hace dos años durante la gira The Honeymoon. Además de que su popularidad creció notablemente en todo el mundo (gracias a hits como Side to Side, Focus o Love Me Harder feat. The Weeknd), la tragedia de Mánchester la puso en el centro de una atención mediática que excede las fronteras del espectáculo.

Canciones cortas, diez bailarines, una banda de altísimo nivel interpretativo que bordea tanto el R&B como el pop, un pantalla gigante y una batería de láser y luces de última generación acompañaron a una de las voces más poderosas que surgieron en los últimos años y que merece la comparación con Janet Jackson, Mariah Carey o Celine Dion. La ex-Nickelodeon sorprende por su amplio registro y no desafina una nota.

En la hora y media de show, no faltó el homenaje a las víctimas del ataque terrorista que dejó 22 muertos y decenas de heridos: sobre el final, durante el clásico del Mago de Oz Over The Rainbow, sus lágrimas fueron tan inevitables como la emoción de los presentes, en su mayoría mujeres adolescentes que no pararon de gritar en señal de una mezcla de apoyo incondicional y diversión teen.

Con la tranquilidad de los padres que esperaron afuera del predio, al culminar el recital cerca de las 10:45 p.m., Grande se fue escoltada por sus guardaespaldas con ese halo de tristeza que inevitablemente la perseguirá a lo largo de toda la gira (que continúa en Costa Rica, México, Japón, Corea del Sur, Tailandia, Filipinas, Vietnam, Singapur, China y Oceanía). Show must go on.