Luego de grabar seis discos en su idioma, la ascendente artista italiana acaba de editar un álbum en español producido por José Luis Pagan. Con más de un millón de copias vendidas en Italia, Alessandra está lista para conquistar el mercado latino.

Alessandra luce cansada, pero feliz; la intensa gira de promoción de su nuevo álbum la ha llevado a recorrer varios países del continente. Acaba de llegar de México, en un día viajará a Córdoba y luego, a Italia. “Tengo un jet lag enorme, no sé a qué hora tengo que comer ni dormir, estoy desorientada”, me dice. De visita en nuestro país para promocionar su primer disco en español, la historia de Alessandra sabe de altibajos. Su carrera comenzó en el año 2004 después de presentarse en el reality show italiano Amici di Maria De Filippi, del que no llegó a clasificar para participar. “Fue un golpe muy duro, lloré mucho por varios días”, recuerda. Pero en 2009 tuvo su revancha: aprovechando una semana de vacaciones en el trabajo, viajó a Roma para probar suerte nuevamente y, esta vez, ganó la competencia. 

Con prestigiosos reconocimientos y cifras récord, Alessandra es una de las artistas italianas más relevantes en la última década. Finalista en los MTV Awards en la categoría Mejor A, tiene 6 discos grabados en italiano, y más de un millón de copias vendidas. Tras el éxito conseguido en su país, Alessandra ha decidido aventurarse en nuevos horizontes lanzando su disco en español, que lleva por título su nombre y fue producido por el famoso José Luis Pagan (Jennifer López, Marc Anthony y Chayanne).

¿Cómo fueron los años entre el primer rechazo y ganar el concurso?

A mí me gustaba cantar, así que lo hacía con mis amigas, en karaokes, en la iglesia, yo seguía cantando. No estaba obsesionada con ganar el concurso a cualquier precio, quizás por eso me fue bien. No quería pasar por arriba a nadie, yo solo quería cantar. 

¿Y cuando comenzó la oportunidad de grabar el primer disco?

Mientras participaba del concurso lo grabé, así que después de finalizado, ya tenía mi álbum listo. A partir de ese momento, las cosas no pararon de salir bien, porque en promedio hice un disco por año hasta el presente, que decidimos grabar en español.

¿Cómo surgió la idea?

Fue una propuesta que me hizo mi sello discográfico: estaba con muchas ganas, pero asustada porque no hablaba el idioma. Así que me fui dos semanas a Miami y mientras aprendía el español, comencé la grabación con José Luis Pagan, un gran productor que me ayudó muchísimo con el lenguaje. Pepe es una persona increíble, el me calmaba y relajaba. Leíamos la letra en español antes de grabar y me ayudaba a comprender el idioma. Luego fui a España a continuar con las clases de español, fue todo muy intenso.

Tenés un estilo entre el pop y el soul, ¿cuáles son tus influencias?

Yo siempre escuché las estrellas de la música italiana, y también me gusta mucho el góspel, el R&B y, además, me gusta mucho bailar salsa y reggaetón, así que escuchaba de todo.

¿Cuándo te vamos a ver cantar en nuestro país?

¡Espero que muy pronto! Quiero conocer a al público de este país y sobretodo cantar en vivo, mirarlos a los ojos. La experiencia de cantar en vivo es única.

Tu disco tiene como invitados a Mario Domm y Diego Torres. ¿Cómo surgieron esas colaboraciones?

A Mario lo conocí en una convención en Cancún, y cantamos juntos. Tiempo después decidió escribir esta canción para mí [Me Siento Sola] y la grabamos en su casa con toda su familia, una experiencia hermosa. Con Diego Torres grabamos en el estudio de Pepe, es una persona muy simpática, ¡habla muchísimo! Es muy sencillo y tiene buena energía. Está loco, como yo.