El fotógrafo ostenta el reconocimiento de haber tomado la primera fotografía de Rolling Stone Argentina en ser publicada por la edición estadounidense

Agustín René Dusserre ha fotografiado, a lo largo de su carrera, a grandes artistas y bandas como Metallica, Noel Gallagher, Los Fabulosos Cadillacs, Mick Jagger o Lenny Kravitz en algunos de los festivales más importantes a nivel global como lo puede ser el Lollapalooza (revisar la galería de esta nota para ver imágenes provistas por el propio Agustín).

En esta ocasión, el fotógrafo se conectó con nosotros para hablar acerca de su profesión y contar cuáles son algunos de sus momentos más y mejor recordados:

¿Cuáles son tus artistas favoritos con los que trabajaste?

Una de mis bandas favoritas desde mi adolescencia, Los Fabulosos Cadillacs. También tuve la oportunidad de trabajar con otro de mis artistas más admirados en mi vida, Noel Gallagher. Otros de mis favoritos fueron los Pixies, trabajé con ellos durante una semana en la gira que incluyó los Lollapalooza de Chile y Argentina del 2014, para la revista Mojo del Reino Unido.

De los artistas a los que fotografié, mis favoritos fueron Los Rolling Stones, Radiohead, Blur, Liam, Arctic Monkeys, Pulp, Charly García, Illya Kuriaky y Babasónicos… y siempre, a mis siempreternos Mimi Maura y a Sergio Rotman, en cualquier cosa que hagan. Fueron los primeros dos artistas que confiaron en mi ojo.

¿Cuál dirías que es tu mejor foto?

Mi registro del momento en que Jack White invitó a Robert Plant al escenario para cantar “The Lemon Song” en el Lollapalooza 2015. Esa toma se transformó en la primera fotografía de Rolling Stone Argentina en ser publicada por la edición estadounidense de la revista. Me hizo entender el poder de la foto, cómo puede llegar a lugares inesperados. Además, me encanta la complicidad y felicidad genuina que se les ve a los dos.

¿Qué fotógrafos te inspiran?

Jim Marshall, Annie Leibovitz, Jill Furmanovsky (fotógrafa que acompañó a Oasis en sus años de crecimiento, incluyendo el histórico show de Knebworth en 1996), Danny Clinch. De acá, me inspiran Aspix, Nora Lezano, Andy Cherniavsky y mis amigos Nacho Arnedo, Martín Bonetto y Guido Adler.

¿A quién te faltaría sacarle una foto?

Pienso en los imposibles, los que ya no están o bandas que están separadas, que cuando veo fotos de ellos sueño con haber estado allí y poder haberlos registrado a mi manera: Bob Marley, Janis Joplin, Jimi Hendrix, Johnny Cash, Miles Davis. Beastie Boys, REM, Madness, The Black Crowes, The Stone Roses, Guns n´ Roses de los 90´s. Oasis, Amy Winehouse y Gustavo Cerati.

¿Cuáles fueron las cámaras y equipos que más usaste?

Actualmente uso una Nikon D750 como primera cámara, y una Nikon D700 como backup, ambas de formato completo. Mis lentes favoritos y que llevo conmigo a todos los shows son Tokina 16-28mm; Nikkor 24-70mm, Nikkor 70-200mm. Todos f2.8.

¿El futuro de la fotografía incluye video o movimiento? Cómo analizan la evolución de la profesión?

Creo que si la fotografía tuviese movimiento, ya dejaría de ser una fotografía percé y sería un video. Es decir que son cosas diferentes y está bien que así lo sea. Lo que sí aprecio mucho es cuando una fotografía fija da la sensación de movimiento. Que sea tan perfecta que te haga sentir el movimiento que se captó en esa parte de segundo.

En cuanto a nuestra profesión, siento que cada vez se valora menos todo lo que implica lograr una buena fotografía de la manera en que la hacemos. Cada vez que no se reconoce un crédito o que se intenta evitar un presupuesto, se está atentando contra nuestro arte. Más allá de esta mirada negativa al respecto, creo que el avance tecnológico hace que la fotografía tenga una popularidad que nunca ha tenido en la historia, donde en cada casa hay una cámara al alcance de la mano y donde se pueden registrar todos los momentos cotidianos. Quien realmente esté interesado en la fotografía, hoy tiene muchas más oportunidades para ejercer esta hermosa profesión. Más allá de los equipos, es muy sencillo seguir la obra de los fotógrafos referentes de cada uno, y eso es una motivación continua.

¿Qué tiene que tener un fotógrafo si o si para destacarse?

Amor por la fotografía y por el tipo de fotografía que realiza. Así fue como funcionó para mí. Siempre hice esto con mucho amor, y me especialicé en shows de música porque ir a shows era mi pasatiempo favorito. Luego, es importante hacer esto con el profesionalismo que requiere. Particularmente en la fotografía de recitales: confiar en el instinto propio, estar preparados para acotar el margen de sorpresa y disfrutar mucho lo que hacemos. Todo eso hace que toda nuestra pasión y la del artista fotografiado se refleje en la obra final.