La cantante tiene las cuerdas vocales dañadas. "Estoy tan desesperada que hasta consideré hacer un show de mimo".

Adele canceló dos shows que estaban agotados este fin de semana en el estadio Wembley de Londres. ¿La razón? Dijo que sus cuerdas vocales estaban dañadas y que un doctor le recomendó que no cante.

En un comunicado, Adele explicó que creía que no iba a poder terminar el show y que no quería derrumbarse sobre el escenario. “Estoy tan desesperada que hasta consideré hacer un show de mimo, solo para estar en frente de ustedes y con ustedes −escribió−. Pero nunca hice mimo y no podría hacer eso ni en un millón de años”.

El anunció vino al final de un tour de 15 meses que llegó hasta Europa, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda. Anteriormente, la superestrella pop había dicho que las giras nunca fueron lo suyo, y dio indicios de que la gira por su álbum 25 podría ser su última. El tour hubiera sumado un total de 123 shows si Adele habría seguido adelante con los dos conciertos del fin de semana.

Adele dijo que habrá reintegros, si los shows no son reprogramados. “Perdón, estoy devastada. Los amo. Lo siento mucho. Por favor, perdónenme”.