El artista andaluz cantó por primera vez para el pùblico a los 7 años. Hoy, a sus 21 años fue parte de la iniciativa “HUMAN (X)” en “PA LA CULTURA”; cuyas ganancias serán destinadas a comunidades de inmigrante afectadas por el Covid-19.

Desde el estudio que tiene en el sótano de su casa, Abraham Mateo conversó con Santiago Torres. Además, el músico se unió a Becky G para entregar “Tiempo Pa Olvidar”, un single de un sonido urbano con tintes de R&B.

¿Sentís que hoy estás viviendo algo que se consolidó en años de trabajo?

Totalmente, nosotros somos amigos desde hace muchìsimos años, nos conocimos de pequeños. Coincidimos en los premios Juventud del 2013, eran los primeros premios de ambois en Miami. Ahì nos hicimos amigos, empezamos una relación. Y hace como 7 años grabamos una canción que nunca llegó a salir. Quedò en un cajón y nos quedamos con la espinita pendiente. Esperábamos sacar algo algún día. Así que esta canción la compuse en Medellín, me fui allí a componer. En ese viaje salieron temas grandes, “No encuentro palabras” con Manuel Turizo también salió de ahí. Cuando compuse “Tiempo Pa Olvidar” se lo envié a ella y le pregunté qué le parecía. Me dijo que la volvió loca y que quería hacerlo. Así que nos fuimos a Malibú a rodar el videoclip, en una playa paradisíaca. Y fue un fuego.

Ella es de allá, ¿no? ¿Cómo fue el proceso?

Ella vive en Los Ángeles. Había una localización en Malibú que nos gustaba muchísimo, una playa. Allí surgió la idea de prendernos fuego en el videoclip. Yo nunca había hecho un videoclip con efectos especiales tan bestiales, cuando me vi luego en producción quemándome vivo me dio un mal rollo. Pero guapísimo, me encantó la experiencia. Verme así con efectos especiales, me moló muchísimo.

Veo que esta cuarentena está triunfando lo real, desde casa, ya podés elegir con quién hacer las cosas, ¿no?

Bueno, soy muy de decantarme más cuando hay una buena canción. A lo mejor hay un artista con una buena canción, y no tan conocido, pero para mí ya es suficiente para montarme en un tema. Por supuesto que para mí es importante hacer cosas con gente grande porque al final son beneficios que se obtienen. Pero cuando hay una buena canción creo que no hay límites. Esa fue la clave para colaborar con artistas como 50 Cent, Jennifer López, Farruko, en plan tener una buena canción es la clave para lograr cosas grandes. 

Muchos hablan de que la tendencia latina (el post reggaeton) es conducir al R&B…

Sí, de repente se está poniendo de moda esa tendencia. Combinar melodías R&B, tener influencia en las producciones con actores así rollo más soul. Creo que viene una onda fuerte de eso y “Tiempo Pa Olvidar” sigue un poco ese camino con esas melodías y esas cosas que la hacen diferente y fresca. Creo que encaja a la perfección con lo que está pasando ahora y con lo que viene. 

Acordes menores, mid tempo…

Sí, es oscurito, está entre la balada y lo urbano. Creo que conecta mucho con la juventud. No solo por el lenguaje que usamos en el tema “Tiempo Pa olvidar, bebé…”, porque son expresiones muy coloquiales que uso en mi día a día. Cada vez me gusta más hacer eso: hablar en mis canciones como yo hablo de verdad. Siento que nace algo fresco, diferente, que conecta muy bien con mi público. Luego pues eso, que suena muy actual con la producción que tiene. Pocos elementos que son suficientes para que suene gorda y que fluya bien. Es como el video, tiene pocos elementos, pero los efectos, la playa, le dan vida a todo. 

¿Dónde estás ahora?

Estoy en Madrid. 

Lali está allá…

¡Sí! No hemos podido hablar, con el tema del coronavirus está complicado, pero si está aquí en Madrid yo me puedo escapar un momentito y verla. 

¿Cómo ves la situación allá?

Bueno aquí en España desgraciadamente se ha sufrido mucho. Mucha gente y víctimas afectadas. DE a apoco vamos volviendo a la normalidad, podemos movernos de cadsa, visitar algunos familiares. Pero sí, lo hemos sufrido en grande.. Además me dio por componer una canción que se llama “Esta Cuarentena” que va a ir dentro del disco. Tuve la iniciativa de ayudar un poquito con la causa, aportar mi granito de arena con esta canción. Es de las cosas más bonitas que pude hacer en la cuarentena. 

¿Y te da miedo salir?

Mira, yo siempre suelo ir con mis protecciones. Si salgo a comprar, a lo que sea, intento estar siempre protegido. En casa hemos tenido el virus, mi madre lo tuvo y supongo que nosotros ya estamos inmunizados. Pero por respeto intento siempre llevar mis protecciones y es muy importante concientizar a la gente de que hay que cuidarse más que nunca. Gracias a Dios nosotros no lo hemos sufrido, no ha pasado nada grave y tenemos anticuerpos ya.

¿Cómo te ves a los 70 años?

Mira me gustaría verme con fuerzas para seguir en la música. De otra forma yo no sabía qué hacer. Espero que la vida me siga dando la oportunidad de tener la fuerza y salud necesaria para seguir en la música. Me gustaría a esa edad sentir que he dejado un buen legado y que he servido de inspiración a la nueva generación que viene en camino y a nuevos artistas. Eso me llenaría de orgullo y emoción. Creo que no hay mejor regalo para un artista que morirse sabiendo que ha hecho las cosas bien y que ha dejado una huella en el mundo de la música. Eso para mí sería un sueño cumplido. Lógicamente, me gustaría también agrandar mi familia. Tener mis hijos, mi mujer. Soy un tipo muy familiar y me encantaría tener una gran familia. Nietos, todo eso que pienso que muchas veces pienso que es más importante que otra cosa. Tener una buena familia.

Me hiciste pensar en Paco de Lucía, Julio Iglesias, Joaquín Sabina, tipos que nunca se los pudo ver debajo del escenario. La música es parte de tu ADN…

Es totalmente una terapia tío. Mi forma de desahogarme cuando estoy mal, cuando estoy agobiado me bajo pal sótano, compongo, suelto ideas, me desahogo, me saco el peso de encima. En el escenario yo me evado de todo. Creo mi burbuja, me meto en mi papel, hago música y desconecto cuando canto. Creo que es mi forma de evadirme de todo lo malo.

¿Qué cosa te gustaría cambiar de este mundo cuando todo termine?

Por desgracia siento que hay muchas cosas que cambiar del mundo. Una de las cosas más frustrantes es que haya gente que no tiene la mente abierta. Con muchas cosas, con lo del racismo, cosa que vivimos en primera persona. Que siga existiendo, que haya gente homofóbica, racista, todas esas cosas que al final no se entienden. Que sigan ocurriendo me causa mucha impotencia y frustración. Da mucha pena la verdad.

¿Qué aprendiste de vos mismo?
Aprendí a dejar el miedo aparte. A ser más real y a abrirme más con la gente. Se me ocurrieron muchas ideas. Surgió la canción que da nombre al álbum, Ciega los miedos, que es un poco lo que yo viví estos años, con el bullying en mi dedicación a la música, etc. Sentí que tenía que silenciar los miedos no solo como terapia mía, sino también para dar un mensaje de positividad a toda esa gente que sufre de bullying. Quería transmitir un mensaje positivo para la gente que lo sufre. Eso me dio fuerzas para seguir adelante y seguir como hago las cosas hoy, sin miedo y de frente.