El nuevo referente teen del pop en castellano se llama Abraham Mateo, y está de paso por nuestro país como parte de la gira promocional de su último álbum, "Who I AM".

Tiene 16 años, más de cuatro millones de seguidores en Facebook, y ya editó tres álbumes. El último, Who I AM, llegó al N°1 en España, su país natal, y en México. En este trabajo, Abraham Mateo compuso por primera vez todos los temas y explora en sonidos funk y electrónicos, además de su conocida faceta romántica y bachatera. 

¿Cómo viviste tu llegada a la Argentina?

Muy bien. Llegamos y había cientos de fans en el aeropuerto. Fue una locura para salir. Aquí se formó uno de los primeros clubes de fans en las redes sociales y me han seguido muy de cerca. Nunca pensé que iba a estar cerca de ellos. La espera se me ha hecho eterna, porque es la segunda vez aquí. La primera vez en el Luna Park fue algo maravilloso. 

¿Te sorprendió que tu último álbum [Who i AM] haya sido N° 1 en México y en España?

Sí, me sorprendió muchísimo. Cuando fui a Londres y a Los Ángeles a componer el disco no pensé que iba a llegar a tanto. Resultó mucho más de lo que me imaginé. Estoy viajando por todo el mundo y para mí esto es un sueño cumplido. Desde muy pequeño tuve en claro que quería hacer eso y me siento afortunado de poder hacerlo.

¿Cómo fue esa experiencia de grabar ciudades tan grandes?

Estar rodeado de los productores de Shakira, Katy Perry o Bruno Mars fue algo impresionante. Impone muchísimo pero también es una gran inspiración. Salieron unos temazos y creo que es lo que me ha llevado a ser N° 1.

¿Tuviste oportunidad de recorrer esas ciudades?

Cuando viajo casi nunca me da tiempo de visitar lugares. Me gustaría mucho, pero casi nunca puedo. La primera vez que vine a la Argentina me cuadró con la final del Mundial. Fue una locura, me impresionó mucho cómo se vive el fútbol aquí. 

En Who i AM compusiste por primera vez todos tus temas y probás con cosas más funk y electrónicas. ¿Te interesa seguir por ese camino? 

Me encanta. Siempre me ha gustado desde muy pequeño. También las baladas. La música de Camila y de Axel, por ejemplo.

¿Qué tipo de música escuchabas antes de ser adolescente?
Cuando era más pequeño recuerdo que mis referentes en la música eran muy diferentes a lo que hago ahora. Era música más adulta. Estuve más de cuatro años cantando en un programa de televisión en España, donde cada semana venía un artista invitado y yo cantaba para ese artista. A ese programa vinieron Rafael, Juan Luis Guerra, David Bisbal… a mí me gustaba mucho ese tipo de música. Luego me decanté más por este estilo.

Se ha comparado tu voz con la de Michael Jackson, ¿cómo lo tomaste?
Que me comparen con el Rey del Pop siempre va a ser bueno. Él ha sido siempre un ejemplo a seguir, y lo seguirá siendo. Para mí es un orgullo enorme. Aunque ahora mi meta en la vida es llenar un Madison Square Garden y cantar con Bruno Mars. Sería mi mayor sueño.

¿Llegaste a conocerlo?

No, estuve a punto de hacerlo en los Premios Juventud, en Miami, pero al final no él no pudo ir. Aunque sí compartí escenario con grandes de la música como Jennifer López, Ricky Martin y Pitbull.

Mirando hacia el futuro, ¿te imaginás ser parte de una boyband?

Siempre lo he pensado, desde pequeño, pero nunca se dio la ocasión. En un futuro quizás sí, nunca se sabe. Por ahora me gusta mucho cómo está saliendo todo. Mi hermano [Tony Mateo] sí está en un grupo que se llama Lérica, con el que hacen bachata, y les está yendo muy bien. 

¿Por qué editás vos mismo algunos de tus videoclips?

Siempre intento involucrarme en todo lo que puedo. Soy un niño muy ambicioso, me gusta aprender, hacer cosas, indagar… en casa tengo un pequeño estudio, en donde trato de producir cosas, componer y montar videos. Y ahora acabo de comprarme una cámara súper chula para hacerlo.