Fue gracias a una colección de objetos relacionados al cuartetero cordobés.

El cantante cuartetero Rodrigo Bueno ingresó al libro Guinness de los récords, después haber fallecido hace 17 años. El honor fue gracias a la labor de Damián Cotarelo, un coleccionista de la Provincia de Buenos Aires que creó la colección más grande del Potro: CDs, ropa, algunas pertenencias personales, revistas, diarios, vinilos y demás. También está el primer vinilo grabado por Rodrigo a los cinco años y hasta una porción de pasto sacado de su última casa en Barrio Argüello, Córdoba. La colección que fue finalmente aprobada por la institución londinense está conformada por 1558 objetos, pero la cifra de elementos que Cotarelo posee asciende a 6000.

Según el propio fanático: “Luego de muchísimos años de esfuerzo y dedicación, hoy finalmente pude cumplir mi sueño de llevar a mi querido Potro Rodrigo al selecto Guinness de los récords. Él siempre quiso que su música y su nombre trascendieran, que pudieran cruzar fronteras, y este pequeño aporte contribuye un poco a eso. Siento que alcancé lo máximo que podía hacer y estoy inmensamente feliz por eso”. El proceso para certificar su colección le demandó ocho meses.

Rodrigo Bueno falleció el 24 de junio del 2000, en un accidente en la Autopista Buenos Aires – La Plata cerca de las 3:30 de la madrugada. La camioneta Ford Explorer SUV en la que se transportaba rozó el vehículo del empresario Alfredo Pesquera, lo que lo hizo que perdiera el control y se estrellara contra la barrera de contención.