Por cuestiones artísticas, de audio y principalmente monetarias, artistas de diferentes géneros deciden no poner su catálogo en servicios como Spotify o Apple Music.

Dos semanas después de publicar un manifiesto anti streaming en su cuenta de Facebook, Neil Young retiró toda su música de la mayoría de los servicios de streaming. La decisión no la tomó por motivos económicos: simplemente no le gusta la calidad del audio de estas plataformas. “La radio AM le patea el trasero al streaming. Los casettes y las magazines también. El streaming tiene el peor audio de la historia”, escribió.

Young no es el único artista disconforme con estos servicios. A continuación, otros artistas que decidieron retirar su catálogo de las plataformas de transmisión de datos en línea –o de algunas de ellas.

 

Streaming has ended for me. I hope this is ok for my fans.It’s not because of the money, although my share (like all…

Posted by Neil Young on Miércoles, 15 de julio de 2015

Taylor Swift

La actual reina del pop retiró todo su catálogo de los servicios de streaming en noviembre de 2014. Cuando se enteró de que Apple Music no pagaría a los artistas en el período gratuito de prueba de tres meses, también decidió no participar de la plataforma de Apple. Su decisión provocó un cambio de postura en la compañía. Taylor finalmente permitió que su música suene en Apple Music.  

 

Prince

Al igual que Taylor, Prince dejó su música en un solo servicio: Tidal, la plataforma de Jay Z, que paga mejores porcentajes a los artistas que la media. Pero ahora decidió estrenar una canción en Spotify, Stare. Habrá que seguir de cerca al genio díscolo para ver cuáles serán sus movimientos.

 

The Beatles

Una de las grandes deudas de Spotify es no tener a Los Beatles en su catálogo, pese a que sí cuenta con los álbumes solistas de John Lennon, Paul McCartney y Ringo Starr (falta también George Harrison). Debido al acuerdo que Los Beatles tienen con iTunes, la discografía de la mejor banda de la historia se encuentra en Apple Music.

 

Thom Yorke y Tool

El líder de Radiohead, al igual que Tool, prefiere defender la idea artística de un álbum como obra completa que pensar en singles. Yorke incluso declaró en The Guardian en octubre de 2013 que Spotify “es el último suspiro de un cuerpo moribundo”.

 

Bob Seger

El músico de rock and roll clásico le dio algunos álbumes a iTunes, pero sigue ausente de los servicios de streaming. Según explicó, ingresar a la tienda de Apple se debe a un acuerdo de su mánager y su compañía discográfica.

 

King Crimson y Traveling Wilburys

Dos supergrupos que se negaron a poner su catálogo en las plataformas de streaming.

 

Jason Aldean

En el mundo del country también se debate qué postura tomar sobre el streaming. El artista Jason Aldean retiró su música de Spotify luego de que Swift hiciera lo mismo en 2014. “Soy principalmente un artista cuya carrera fue construida con el apoyo de autores, productores e ingenieros de Nashville. Lo que ellos hacen tiene un valor y quiero que todos los que estamos involucrados en la creación de mi música tengan un pago justo”.